XPO Logistics gestionará desde España sus servicios de transporte en Italia

Crea una unidad, que también gestiona Portugal y Marruecos. La compañía abrirá dos nuevos centros logísticos en España, uno para última milla y otro para transporte internacional.

Vehículo de transporte de XPO Logistics.
Vehículo de transporte de XPO Logistics.

XPO Logistics, una de las diez mayores compañías de transporte y logística del mundo, impulsa su negocio en España. La multinacional, que trabaja con socios de la talla de Inditex, H&M, Primark y Carrefour, ha creado una nueva región que engloba los negocios de transporte de España, Portugal, Italia y Marruecos. Esta unidad de negocio será gestionada desde España por el italiano Massimo Marsili, que acaba de ser nombrado nuevo director general de Transporte del sur de Europa y Marruecos de la compañía.

“Con este movimiento, buscamos obtener importantes sinergias y maximizar oportunidades al utilizar los flujos que se pueden generar entre estos cuatro países”, explica a CincoDías Marsili, que confía especialmente en poder utilizar en Italia todo el aprendizaje que han experimentado en España en las entregas de última milla ligadas al comercio electrónico. “España ha crecido muchísimo en ecommerce y ya ocupa el puesto 24 a nivel mundial, mientras Italia avanza más lenta y está en el puesto 29. Esto nos abre una enorme oportunidad”, dice.

La multinacional estadounidense facturó 16.300 millones de dólares (unos 13.600 millones de euros) el pasado año a nivel global; 6.072 millones de euros en Europa y 766 millones en España, un 0,8% más que en 2019 “a pesar de la pandemia”, gracias al tirón del comercio electrónico. La compañía tiene en España más de 6.000 empleados, aunque alcanza picos de hasta 10.000 para campañas como el Black Friday y la Navidad. España es su cuarto mercado por volumen de facturación, tras EE UU, Reino Unido y Francia.

Marsili cuenta que han triplicado las entregas diarias de última milla en España en el último año, pasando de 1.500 a 4.500, lo que les ha llevado a aumentar en un 40% su flota de entrega, hasta los más de 300 vehículos en la Península Ibérica.

El ejecutivo aclara que se han centrado en las entregas a domicilio de mercancías voluminosas como televisores, cocinas, neveras o mobiliario de jardín. XPO Logistics ha cerrado acuerdos recientes con Ikea y MediaMarkt para darles los servicios de última milla en sus productos voluminosos. “Los entregamos utilizando los 60 centros de transporte y distribución que tenemos en la Península, de los que unos 50 están en España”, continúa Marsili, que remarca lo importante que es la capilaridad de la red de centros logísticos de la compañía para sus clientes, actualmente 6.000 en España, entre ellos la mayoría de los grandes retailers.

El directivo destaca igualmente que han sido capaces de desarrollar un producto de última milla gracias a su liderazgo en España en paletería. “Manipulamos 20.000 palets cada día; es decir, entregamos o recogemos un palet cada dos segundos”. “Y muchos retailers nos eligen para sus entregas de productos de grandes dimensiones porque les damos un valor añadido: montamos los bienes en casa del cliente final, para lo que contamos con equipos subcontratados especializados”, remarca.

El directivo no da datos precisos sobre cómo va a evolucionar su negocio en España este año, pero sí asegura que la vacunación va a permitir que se vaya reactivando la economía “y eso ayudará a impulsar nuestro negocio en los cuatro países de la nueva región”.

Esas nuevas perspectivas han llevado a la compañía a planificar la apertura de dos nuevos centros logísticos en este primer semestre, uno que utilizarán para transporte internacional y que será el hub para cross-docking más grande de la compañía en el país, y otro, ubicado cerca de Madrid capital, para la última milla. La compañía también prevé abrir dos centros de logística para ecommerce antes de julio, que sumarán un total de 80.000 m2 y crearán 600 nuevos empleos.

Estos se sumarán a otros que tiene ya operativos la unidad de logística de XPO, por ejemplo el centro de Marchamalo (Guadalajara), con 108.000 m2 desde donde da servicio a Inditex; el de Illescas (Toledo), con 44.000 m2, básicamente dedicado a dar servicio a H&M o el centro de Torija (Guadalajara), con 32.000 m2 y desde donde atiende a Primark.

Marsili cree que la pandemia ha puesto a prueba a la compañía y les ha llevado a estar mejor preparados para ayudar a sus clientes: “Esta crisis nos ha obligado a ser más flexibles, digitalizar más nuestro negocio y optimizar más nuestras rutas y evitar kilómetros en vacío”, señala.

El directivo también apunta que la decisión de la corporación de escindir el negocio de logística de XPO (que se llamará GXO Logistics y cotizará de manera independiente en Bolsa) no tendrá ningún impacto en España, donde ya cada una de las unidades funciona de manera separada. "Lo que se busca con esta decisión es que haya dos compañías muy especializadas, una en transporte y otra en logística y que cada una se centre en su área para maximizar sus negocios.

La operación está prevista que se produzca en el segundo semestre de este año y perseguirá aprovechar los vientos de cola estructurales que está viviendo el sector logístico, gracias al crecimiento del comercio electrónico y la distribución minorista omnicanal. También al rápido aumento de la demanda de automatización y capacidades digitales por parte de los clientes y un cambio hacia la externalización de los servicios de la cadena de suministro.

Inversión en tecnología para ser más eficiente

Massimo Marsili, responsable del negocio de Transporte de España, Italia, Portugal y Marruecos.
Massimo Marsili, responsable del negocio de Transporte de España, Italia, Portugal y Marruecos.

Massimo Marsili dice que XPO se ha tenido que “reingenierizar” durante la pandemia y la tecnología está resultando un elemento clave. La firma, que invierte al año unos 500 millones de dólares en tecnología, está probando el uso de robot en sus almacenes en España, pero en el Reino Unido acaban de construir un almacén con Nestlé con robótica sofisticada, sistemas de clasificación automática y analítica inteligente para ofrecer una distribución más rápida y eficiente.

También en su unidad de logística han introducido la tecnología RFID en varios centros en España. Los guantes de los empleados tienen un lector incorporado que facilita la lectura de los códigos, transmiten información automática a los ordenadores, mejoran la trazabilidad del producto y la ergonomía en los puestos de trabajo.

Marsili destaca igualmente que han desarrollado un nuevo sistema de comunicación de envíos que permite al cliente final decidir cuándo se le entrega el producto, dónde y, "lo más importante", dice, "puede ver la matricula del vehículo que le va a hacer la entrega y la ficha del conductor con su foto para que sepa qué persona le va a dar el producto. Y todo por WhatsApp. Además, el cliente no debe tocar nada, pues firma la entrega en su propio móvil".

Normas
Entra en El País para participar