Airpods y Windows 10.
Airpods y Windows 10.

Si tienes unos Airpods, enhorabuena: Windows 10 ahora se lleva mejor con ellos, ¿por qué?

Microsoft actualiza toda la herramienta de control de audio bluetooth.

Aunque Apple consiga adornar y recubrir de cierto aire de magia, misterio y exclusividad todos sus productos, en realidad son como todos los demás. Es el caso de los Airpods, que todos tenemos tan ligados en la cabeza que pertenecen al ámbito de los iPhone, iPad, Mac o Apple Watch cuando nos olvidamos de lo esencial: son unos cascos inalámbricos bluetooth mondos y lirondos.

Esa condición nos permite utilizarlos más allá de los dispositivos de Apple que tenemos en casa, pudiéndolos vincular con Smart TV, móviles y tablets con Android y, por supuesto, un ordenador con Windows 10. Ahora bien, en este último caso, ese emparejamiento no es del todo satisfactorio y cuenta con algunos problemas que ahora los de Redmond parece que han corrido a solucionar.

Mayor compatibilidad bluetooth

Lo que ha hecho Microsoft, y que ha llevado hasta la versión de prueba que están manejando ya los insiders de Windows 10 es una mayor compatibilidad del gestor bluetooth del sistema operativo con un rango mayor de dispositivos. Eso tiene que ver, más que con el trabajo de afinar estándar de comunicación inalámbrica, a un esfuerzo por mejorar la parte de los códecs de los que hacen uso para transmitir el sonido.

Antes y después del menú de control de sonido.
Antes y después del menú de control de sonido.

Es por eso que el trabajo de Microsoft se ha centrando en aplicar cambios al códec de audio avanzado, eso que todos conocemos como AAC. Hay que recordar que ahora mismo Windows 10 solo es capaz de trabajar a través de bluetooth con SBC y AptX, por lo que es complicado obtener siquiera unos mínimos resultados de unos Airpods de Apple conectados a nuestro PC y que tienen en ese AAC su principal códec de reproducción de sonido. Como siempre, existe un debate alrededor de este códec que, para muchos, ofrece una mayor calidad de sonido ya que se trata de un formato con menos pérdida y que, incluso, no requiere de un mayor espacio de almacenamiento que el de sus competidores. Aun así, era incomprensible que un sistema operativo como Windows 10 no tuviera este soporte, cosa que ahora va a solucionar Microsoft.

Otro de los cambios que Microsoft está probando con las versiones previas de Windows 10 es la forma en la que muestra los dispositivos de salida disponibles para reproducir audio en el ordenador. Ahora mismo, cuando tenemos unos auriculares o cualquier otro altavoz, el PC suele liarse mostrando más de una referencia de un mismo dispositivo, por lo que dudamos y no sabemos cuál elegir, cuando en realidad es el mismo. En la captura que tenéis más arriba podéis ver (a la derecha), cómo quedará ese menú tras el update.

Normas
Entra en El País para participar