Salud

Faes Farma defiende su rentabilidad pese a la ralentización del mercado

El beneficio crece un 3,1 % con una caída en ventas del 14,4 %

Sede de Faes Farma en Lamiako (Bizkaia).
Sede de Faes Farma en Lamiako (Bizkaia).

Faes Farma ha cerrado el primer trimestre con un crecimiento del beneficio neto del 3,1 % al ganar 21,5 millones. El fabricante de productos farmacéuticos ha defendido su rentabilidad a pesar de la ralentización del mercado en los segmentos en los que opera. De hecho, sus ventas de enero a marzo cayeron un 14,4 %, hasta 104,9 millones.

Entre las razones de ese retroceso de los ingresos, la menor facturación con Taiho, su socio local en Japón, a través del que comercializa su producto estrella, la Bilastina, un antihistamínico que es líder en el país nipón en el ámbito de los tratamientos de alergias. Taiho tiene acumulación de stocks por la citada ralentización.

Desde Faes Farma también argumentan que en el primer trimestre de 2020 todavía no había impactado la pandemia en la actividad económica, salvo en la segunda quincena de marzo, cuando hubo acopio de medicamentos ante el temor de problemas de abastecimiento. Factores que empeoran la comparación con el arranque de 2021.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) registró una caída de enero a marzo del 1,32 %, al contabilizar 29,9 millones. Faes Farma mantiene sus previsiones para 2021, que incluyen un crecimiento del beneficio bruto del 2,5 % al 7,2 %, para ganar entre 87 y 91 millones antes de impuestos.

En ventas, el grupo estima un incremento de un dígito. La deuda sigue en mínimos, lo que permitirá el mantenimiento de las inversiones en más capacidad y en el desarrollo de nuevos productos, siguiendo con la política de reparto de dividendos.

Normas
Entra en El País para participar