Textil

Adolfo Domínguez perdió 19 millones en 2020 tras vender un 42% menos

La compañía de moda aspira a comenzar la recuperación en el segundo semestre de este año y a acceder a los fondos europeos

Adolfo Domínguez perdió 19 millones en 2020 tras vender un 42% menos

La compañía gallega de moda Adolfo Domínguez cerró el ejercicio fiscal 2020, cerrado el pasado 28 de febrero, con un resultado neto negativo de 19 millones, impactado de manera principal por la caída de ventas sufrida a causa de la crisis sanitaria, de la que solo se libró en la primera semana de su año contable. 

Estas retrocedieron un 42,6% hasta los 66 millones de euros, lo que provocó también pasar de un ebitda positivo de más de 11 millones en 2019 a uno negativo de 6,8. "El año estuvo marcado por la crisis sanitaria, que ha afectado a la trayectoria positiva que traía la empresa. Pero también ha acelerado el proceso de transformación que llevábamos y que estaba funcionando", ha analizado su director general, Antonio Puente, en la presentación de resultados este miércoles. La presidenta del grupo, Adriana Domínguez, ha explicado que "llevábamos tres años de una transformación profundísima, y aún teníamos muchas cosas por hacer para actualizar nuestra propuesta al cliente. Lejos de quedarnos parados, hemos continuado con esa transformación" con el objetivo, ha proseguido Domínguez, de recuperar el crecimiento una vez la crisis sanitaria permita una cierta vuelta a la normalidad. "Los datos nos lo dicen: cuando la actividad vuelve a las calles las tiendas responden". Los responsables de Adolfo Domínguez no han querido anticipar cuándo la firma volverá a resultados operativos positivos o recuperará los ingresos anteriores a la pandemia. La presidenta, Adriana Domínguez, sí espera ver "algunos síntomas de recuperación" a partir del segundo semestre de este 2021.

Todo dependerá del ritmo de vacunación y del fin de las restricciones al comercio. Los datos proporcionados hoy por la empresa hablan de que el 60% de sus establecimientos sufrían alguna restricción de horario o de apertura en el último trimestre, finalizado en febrero. "La pandemia no solo ha provocado una contracción del consumo, si no que ha hecho imposible el desarrollo normal de la actividad de la compañía", ha analizado Antonio Puente. 

Este ha subrayado que la posición de tesorería de la sociedad está "saneada", ya que "cubre las deudas que tenemos, sobre todo los créditos ICO que tuvimos que pedir". La posición financiera neta de la compañía era de 800.000 euros al cierre el ejercicio. 

Los responsables de la firma sí han confirmado que aspiran a captar parte de los fondos europeos de recuperación en base a distintos proyectos que la compañía viene desarrollando. "Tenemos un plan de impacto positivo que se desglosa en una serie de iniciativas de trazabilidad de proveedores, producción de proximidad, etc. con las que podemos optar. También tenemos nuestro proyecto de innovación ADN basado en inteligencia artificial. Tenemos una serie de proyectos que tenemos pensado presentar", ha descrito Antonio Puente, que ha aclarado que "esos fondos europeos que se destinarían para la gestión de la empresa, sino para invertir y acelerar más esa transformación". 

 Crecimiento online

La nota positiva del ejercicio fue el crecimiento del canal online, cuyas ventas se incrementaron un 25%. Estas representaron más del 20% de los ingresos anuales del grupo. "Han entrado nuevos clientes que antes no se acercaban a este canal y que han llegado para quedarse", ha explicado Adriana Domínguez. Esta ha detallado que la compañía tiene pensado reforzar su presencia online en mercados del norte de Europa, donde ven "oportunidades de crecimiento". En cuanto a la red física, la estrategia sigue pasando por mercados emergentes, sobre todo en Latinoamérica y Oriente Medio.

Lo que decreció de forma importante durante el año fue la red de tiendas. Esta acabó el ejercicio en 342, 48 menos. En España la cifra quedó en 174 tras el cierre neto de 15 establecimientos. "Pensamos que la red de tiendas está como tiene que estar, sobre todo en España. No prevemos nuevos planes de cierres en este sentido", ha dicho Puente.

La compañía negocia con los representantes sindicales un ERE que afectará al 30% de su plantilla, unas 300 personas. "La disponibilidad de la empresa para un acuerdo es pleno", han dicho sus responsables.

Cambios en el consejo

Adolfo Domínguez ha anunciado este miércoles la incorporación al consejo de administración de José Luis Sainz como consejero independiente, cubriendo la vacante dejada por la representante de Luxury Liberty, Agnés Noguera, accionista con el 10% del capital de la compañía. Según ha informado Adriana Domínguez, esta salida del consejo se debe a motivos profesionales y no conllevará la salida del accionariado de Luxury Liberty. "No supone un cambio en su participación en la empresa. Tenemos su apoyo", ha dicho Domínguez.

José Luis Sainz fue consejero delegado de Prisa y director general de Vocento.

Normas
Entra en El País para participar