El oro y la renta fija ganan protagonismo en los fondos indexados

En 2020 llegaron 65.000 millones de dólares a ETF de materias primas

Aitor Jauregui, jefe de BlackRock para España y Portugal.
Aitor Jauregui, jefe de BlackRock para España y Portugal.

"Los fondos indexados son la mejor maravilla que ha inventado la ingeniería financiera en los últimos 50 años”. Giorgio Semenzato, consejero delegado de la agencia de valores Finizens, se muestra así de rotundo al hablar de estos productos. La posibilidad de ofrecer a los clientes minoristas el acceso a carteras de acciones o de bonos tremendamente diversificadas, transparentes y con costes mínimos ha revolucionado la industria. Durante 2020 el flujo hacia estos activos ha sido muy fuerte, con un peso específico cada vez más importante en fondos cotizados.

De esta tendencia da fe Aitor Jaúregui, responsable en España y Portugal de BlackRock, la mayor gestora de fondos del planeta y uno de los líderes mundiales en fondos indexados y fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés). “La industria de los ETF ya acumula más de 8,8 billones de dólares de activos bajo gestión, de los que solo 1,4 billones están domiciliados en Europa. El peso de los ETF especializados en bonos es cada vez más importante”, apuntaba ayer el directivo, en un coloquio organizado por Finizens.

Al cierre del año pasado, el 18% de los fondos cotizados eran de renta fija, cuando hace 10 años no llegaban ni al 10%. El volumen de activos es de 1,6 billones de dólares. La cantidad parece enorme, pero hay que tener en cuenta que las emisiones de deuda de Gobiernos y empresas acumulan un importe en todo el mundo de 110 billones de dólares.

“El rol de los ETF de renta fija es cada vez más importante. Especialmente en un momento de tipos negativos en muchos bonos. Con un ETF se pueden tener exposiciones inmediatas a ciertos mercados, de forma táctica, mientras los gestores van seleccionando los mejores bonos”, explicaba Laure Peyrannejefa de venta de ETF de la gestora estadonunidense Invesco, para Iberia y Latinoamérica.

El poder de las carteras indexadas

La propuesta de valor de Finizens pasa por diseñar varios perfiles de carteras con fondos cotizzados, que varían su composición en función del perfil de riesgo del cliente. Las más conservadoras tienen sobre todo ETF de bonos, inmobiliario y oro. Y en las más agresivas predomina la Bolsa. El año pasado todas las carteras de Finizens terminaron en positivo.

Otra de las tendencias claras del mundo de los ETF el año pasado fue el gran crecimiento del interés por el oro. Durante el pasado ejercicio entraron 65.000 millones de euros en fondos cotizados que replican el precio de materias primas. El 70% de ese importe fue a ETF de oro. “Se ha demostrado que es un activo que permite descorrelacionarse de los mercados bursátiles, con lo que amortigua las fuertes caídas de la Bolsa, como la que vivimos en marzo de 2020”, recordaba Semenzato.

Normas
Entra en El País para participar