Fiscalidad

Biden apunta a las grandes fortunas con su plan fiscal

El presidente prepara un plan que contempla eliminar beneficios fiscales a las grandes fortunas, incrementar el tipo impositivo a las rentas altas y dedicar más recursos a la agencia antifraude

Biden apunta a las grandes fortunas con su plan fiscal
REUTERS

El presidente de los EE UU, Joe Biden, ultima su plan fiscal con las grandes fortunas en la diana. Entre otras medidas, planea retirar beneficios a las grandes fortunas en la venta de sus herencias, incrementar el tipo impositivo a los que cobran más de 400.000 dólares y dedicar 80.000 millones a potenciar la lucha contra el fraude entre las grandes fortunas y grandes empresas, según informan la agencia Bloomberg y el New York Times.

Uno de sus puntos principales del plan de Biden se centra en las grandes herencias. El proyecto pasa por suprimir el llamado set up in base. Esto permite hasta ahora a los herederos utilizar el valor de los activos en el momento de la herencia, en lugar del precio de compra real, como base para calcular la ganancia de capital cuando los activos heredados se vendan.

Además, el presidente también prevé incrementar el tipo impositivo hasta el 39,6%, desde el 37% actual, para aquellos que ganan 400.000 dólares. Esto puede afectar al 1% de los contribuyentes.

Las medidas de Biden incluirán un paquete de 80.000 millones de dólares para impulsar las capacidades del servicio antifraude en su inspección de las grandes fortunas y las grandes empresas. Este cambio permitiría recaudar en torno a 700.000 millones de dólares.

Todo esto se une a la propuesta de elevar la fiscalidad de las plusvalías hasta el 40%. Esto introduciría un impuesto adicional para financiar parte del Obamacare.

Todos estos aumentos de impuestos sirven para financiar el plan de estímulos que propone, que implica 1,5 billones de dólares en gastos y créditos fiscales para partidas como la educación preescolar universal, ampliación de subsidios para el cuidado de los niños, un programa nacional de permisos remunerados y la gratuidad de las matrículas de los colegios comunitarios.

Paralelamente, Francia y Alemania han apoyado explícitamente la propuesta de Biden de imponer un tipo mínimo de sociedades en todo el mundo. En la rueda de prensa que dieron el ministro de Economía alemán, Olaf Scholz, y el francés, Bruno Le Maire, el germano evitó establecer cuál sería ese tipo mínimo, pero sí se mostró "optimista" ante la perspectiva de lograr un acuerdo internacional al respecto este verano.

Normas
Entra en El País para participar