Samsung Galaxy S21 Ultra.
Samsung Galaxy S21 Ultra.

El Samsung Galaxy S21 FE no contará con la misma autonomía de los otros modelos de la gama

Los "Fan Edition" contarán con un componente más duradero.

Se trata de un modelo que Samsung decidió incorporar recientemente, como una especie de homenaje a los muchos seguidores que tiene la marca alrededor de sus gamas más altas del mercado. Una bonita excusa para traer todos los años un terminal con unas prestaciones realmente excelentes a un precio que no es el de los tope de gama. Lo que siempre anima a probarlo.

Ya el año pasado tuvimos uno de estos Galaxy FE (Fan Edition) en el mercado, con un aspecto mucho más desenfadado, varios colores para alegrarnos la vida, y sin renunciar a tener una potencia más que interesante que le sirvió para cosechar muy buenos resultados. Así que como no podía ser de otra forma, este año van a repetir con otro modelo que, según las últimas informaciones, no estará disponible hasta el próximo mes de agosto.

Diseño filtrado hace pocos días

Gracias a los datos llegados desde algunas fuentes de reconocida solvencia, sabemos que este terminal contará con una nueva pantalla Super AMOLED Infinity-O de 6,4 pulgadas con resolución Full HD+ y un lector de huellas dactilares debajo de ella, que mejorará su tasa de refresco para permitir entre 90 y 120Hz (por confirmar), así como una triple cámara a la que acompañará la potencia de uno de los procesadores mejor valorados del ecosistema Samsung. Se trata del famoso Exynos 2100 que, en algunos mercados, podría sustituirse por un Snapdragon 888.

Samsung Galaxy S21 FE.
Samsung Galaxy S21 FE.

Además de lo anterior, ahora se ha filtrado que este Samsung Galaxy S21 FE no será siquiera como el que llegó el año pasado cuando Samsung decidió imprimirle la misma autonomía que la del Galaxy S20+, por lo que reducirá sensiblemente la capacidad de su batería. Si el Samsung Galaxy S21+ llegó al mercado con 4.800 mAh., en el caso de la versión FE es prácticamente seguro que se quedará un pelín por debajo, en los 4.500 mAh.

Eso sí, salvo ese pequeño recorte, que bien podría contrapesarse gracias a una utilización más eficiente del sistema operativo y sus recursos, el resto del hardware avanza de manera significativa: desde la conectividad 5G para redes de alta velocidad, a la posibilidad de grabación de vídeo 4K a 60 fps, wifi 6, bluetooth 5.0, NFC, conector de carga USB-C, carga inalámbrica y rápida de 25W. Uno de esos smartphones que son de reciente creación pero que en un tiempo récord han conseguido la bendición de millones de usuarios en todo el mundo.

Normas
Entra en El País para participar