Las telecos podrán ampliar hasta los 40 años la amortización del espectro 5G al extenderse las concesiones

Calviño anuncia una extensión de las concesiones de 20 a 40 años, que se aplicará a la próxima subasta para 5G

Las operadoras creen que se da previsibilidad a las inversiones

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. EL PAÍS

Movimiento regulatorio de alcance para las operadoras españolas de telecomunicaciones, con un impacto clave en sus cuentas. El consejo de ministros va a aprobar una ampliación de 20 a 40 años del plazo de las futuras concesiones del espectro radioeléctrico, clave para el negocio del móvil. Las primeras frecuencias que se verán sometidas a este nuevo escenario serán las de 700 MHz, fundamentales para el futuro 5G, y que el Gabinete prevé subastas en las próximas semanas.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, explicó ayer en el foro “Fondos europeos: La gran oportunidad para la transformación de la economía y la empresa española”, organizado por El País y Deloitte, que la medida será aprobada en el Consejo de Ministros de hoy, aprovechando una ley ómnibus que transpone una serie de directivas europeas pendientes en la materia.

“Vamos a habilitar que sean ampliables en otros 20 años más”, dijo Calviño, quien especificó que los detalles serán establecidos en cada una de las futuras subastas. “Nos da mayor margen de maniobra para cuando hagamos la subasta de los 700 MHz, la más importante para el 5G”, señaló la vicepresidenta, añadiendo que este mayor plazo permitirá a las empresas tener un periodo más largo de amortización de las inversiones.

El anuncio de Calviño fue recibido de forma positiva por las grandes operadoras. Para las telecos, la prolongación de 20 a 40 años de vigencia de las concesiones del espectro radiológico supone una extensión de los periodos de tiempo para amortizar estas inversiones, habitualmente multimillonarias y obligadas, porque sin las frecuencias no es posible ofrecer servicios de móvil.

Además, tendrían disponible estos activos durante más tiempo. “El dominio público, el que sea, si se otorga una concesión de más de 20 años, es prácticamente como entregarlo de manera indefinida”, dicen fuentes del sector. En el caso de la telefonía móvil, una tecnología de red tiene casi siempre una vida media inferior a 40 años, con lo que las telecos, en un futuro, tendrían la opción de dedicar las frecuencias a otras nuevas generaciones de infraestructuras.

A su vez, según fuentes de las operadoras, la decisión del Ministerio de Economía supone que, en este caso, el Gobierno se ha tomado en serio la aplicación de medidas para suavizar la situación del sector, muy castigado por las caídas de ingresos a causa de la fuerte competencia y la tendencia hacia el low cost y, al mismo tiempo, teniendo que afrontar fuertes inversiones en el despliegue de nuevas redes de fibra y 5G. “Al extender los plazos, se mejora la sostenibilidad del sector”, señalan. Otras fuentes del sector explican que este cambio es bueno para las telecos y para la economía. En su opinión, esta medida da previsibilidad a la inversión, algo que quieren siempre los fondos de la regulación.

Subasta de 5G

La medida aplicará al espectro de 700 MHz que el Gobierno prevé subastar y que es fundamental para el desarrollo del 5G. El pliego de la licitación, según fuentes del sector, está a la espera de un informe de las autoridades reguladoras.

De momento, Calviño no precisó si habrá cambios en los precios de la citada licitación. Inicialmente, las telecos se mostraron muy críticas con el precio de salida de la subasta de 1.170 millones de euros, fijado en las bases de licitación que salieron a información pública. El precio se conocía pocas semanas después de que en el proyecto de ley de presupuestos se incluyese una previsión de ingresos por subastas de espectro de 2.100 millones.

Las operadoras, que también se mostraron en desacuerdo con los requisitos de despliegue, reclamaron una rebaja de los precios. En este escenario, el secretario de estado de Telecomunicaciones, Roberto Sánchez, abrió la puerta para una posible modificación. Ahora, las telecos están a la espera de la publicación definitiva de los términos de una subasta, que marcará inversión para este año.

Normas
Entra en El País para participar