Deporte

LaLiga estudia medidas “protectoras” para blindarse ante futuros intentos de la Superliga

La Premier también busca reformar sus normas para excluir a los clubes que participen en torneos no reconocidos por UEFA o FIFA

LaLiga estudia medidas “protectoras” para blindarse ante futuros intentos de la Superliga

LaLiga, la patronal de los clubes del fútbol profesional, descarta sanciones contra los tres equipos españoles que impulsaron la creación de la Superliga, Real Madrid, FC Barcelona y Atlético de Madrid, pero sí plantea blindarse legalmente ante futuros intentos de crear una competición al margen de UEFA y FIFA.

Así lo explicó ayer el presidente de LaLiga, Javier Tebas, que en una comparecencia ante medios afirmó que estudiará aplicar “medidas protectoras de cara a futuro para que estas cosas no nos vuelvan a pasar, siempre dentro de la propia competición. Creo que tenemos ordenamiento jurídico para poder hacerlo”, añadió Tebas, que no dio más detalle sobre la naturaleza de estas medidas, que se estudiarán durante las próximas semanas por parte de los clubes que integran la patronal.

Un paso similar al que está estudiando la Premier League inglesa. Según informaba The Times este jueves, esta estudia medidas encaminadas a que cualquier club que se una a una liga nacida al margen de los entes futbolísticas actuales pueda permanecer en la competición. En la actualidad, su reglamento marca una lista de competiciones en las que los clubes ingleses pueden participar. La intención sería reforzar ese artículo para prohibir explícitamente su participación en torneos no reconocidos por UEFA y FIFA.

En España, los 39 equipos que componen el fútbol profesional, salvo los tres impulsores de la Superliga, cerraron ayer filas contra la competición señalando su “rechazo unánime”. Sin embargo, para el presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, esta es “absolutamente necesaria”, según declaró a TV3 en sus primeras declaraciones desde que se desató la polémica. El club catalán es el único equipo junto al Real Madrid que no ha manifestado su intención de abandonarla.

“El Barcelona tiene problemas más importantes que enfrentarse a equipos de España y Europa”, le respondió Tebas, para quien la Superliga “está muerta, desahuciada”. “Sin los equipos ingleses, alemanes y franceses... Se ha disuelto como un azucarillo”.

Para el presidente de LaLiga el problema del negocio del fútbol no es de ingresos, como han defendido los creadores de la Superliga, sino de racionalización de gastos. “Si das más ingresos a estos equipos, los jugadores en vez de comprarse seis Ferraris se van a comprar siete. El problema es que hay que hacer un mayor control de gastos”, dijo Tebas, que avanzó que mantiene conversaciones para que la UEFA aplique el sistema de control económico que rige en la liga española desde hace años. Además, cree que los números manejados por la competición paralela, que hablaban de un pago inicial de 3.500 millones “no eran reales”.

Tebas sí abogó por acometer reformas en los sistemas de gobernanza de FIFA y UEFA, “una tarea pendiente” que “no justifica una Superliga”.

Normas
Entra en El País para participar