'Coffe Break' también con Outlook.
'Coffe Break' también con Outlook.

Microsoft Outlook ahora también organiza todos tus ‘coffee breaks’ entre reuniones

Para que las jornadas maratonianas tengan pequeños descansos.

La pandemia no ha traído esa costumbre corporativa de las empresas de reunirse cada pocas horas, aunque sí es cierto que por culpa del coronavirus, eso que antes era un pequeño concilio en un pasillo, ha pasado a ser una videollamada. Y claro, cuando se empalman de golpe dos, tres o cuatro en una misma mañana, el esfuerzo termina siendo agotador.

Es por eso que Microsoft, a través de Outlook, ha querido pensar en la salud de los participantes en esos eventos y ha introducido en su gestor de correo electrónico una herramienta capaz de configurar cuándo se producirán esos recesos. Para que haya descansos en los que estirar las piernas, tomar un café o simplemente cerrar los ojos para retomar fuerzas de cara a lo que nos viene.

Controla cuándo parar la reunión

Ha sido la propia Microsoft la que, a través de una entrada en su blog oficial, ha mostrado cómo será esa opción coffee break de Outlook, pensada para facilitar "la creación automática de estos descansos esenciales entre una y otra" reunión. Y es que para los de Redmond solo existen dos opciones: o acortar lo que duran esos meetings, o recurrir a un descanso para no encadenar varias horas seguidas atendiendo a la pantalla.

Outlook ya contempla los descansos durante las reuniones.
Outlook ya contempla los descansos durante las reuniones.

Y eso es exactamente lo que hace esta función, bien acortar mientras estamos reunidos la duración de esa videollamada, bien configurar un descanso y vemos que algunos de los asistentes necesitan ya tomarse un respiro. "Los administradores pueden configurar las reuniones en su organización para que comiencen tarde o terminen temprano automáticamente, determinando si la pausa ocurre al principio o al final de las reuniones". Gracias a esa herramienta, se podrán aplicar "diferentes configuraciones a diferentes duraciones de reuniones: 60 minutos y más, o menos de 60 minutos".

Es decir, que es posible instaurar las videollamadas de menos de una hora comiencen más tarde y ese tiempo se invierta en descansar un poquito antes. Por ejemplo, cinco minutos. O al revéis, que se inicien cuando estaban previstas pero que los descansos sean de 10 minutos y al final. Según Microsoft, "debido a que sabemos que la flexibilidad es importante, una vez que la configuración se implementa a nivel de la organización, es fácil para las personas ajustar la configuración a sus necesidades, para reuniones individuales o todas las reuniones que programan, siguiendo estas instrucciones". Así que ya lo sabéis, nada de maratones o vuestra salud lo notará.

Normas
Entra en El País para participar