Fútbol

El presidente del Juventus reconece que la Superliga es inviable y sus acciones se desploman un 12%

El fracaso de la Superliga tras la estampida inglesa castiga al club italiano

El presidente del Juventus, Andrea Agnelli.
El presidente del Juventus, Andrea Agnelli. AP

El presidente del Juventus de Turín, Andrea Agnelli, ha reconocido este miércoles en declaraciones a Reuters que el proyecto Superliga es ahora mismo inviable tras la espantada de los seis clubes ingleses y también del Atlético de Madrid, oficializada este mediodía. El Inter italiano también estaría a punto de tomar la misma decisión, según informan medios italianos.

"Estoy convencido del atractivo del proyecto", ha dicho Agnelli, vicepresidente de la Superliga y principal valedor de la iniciativa junto a Florentino Pérez. "Pero hay que reconocerlo... Quiero decir, no creo que el proyecto pueda seguir avanzando en este momento", ha declarado a Reuters.

Al igual que el lunes las acciones del Juventus, mayor equipo de fútbol de Italia, se disparaban más del 10% con la creación de la Superliga, 48 horas después el proyecto está a punto de colapsar y el Juventus se desploma en Bolsa. La acción del club, que cotiza en la Bolsa de Milán, se deja un más del 12%, después de ver retrasada la apertura por la avalancha de órdenes de venta.

El proyecto, había sido bendecido por el mercado en la medida en que suponía perspectivas de mayores ingresos derivados de las competiciones, está a punto de colapsar tras la salida de la mitad de sus fundadores, los clubes ingleses, que suponen además el mayor mercado futbolístico del continente. Aun no ha sido retirado oficialmente, pero la Superliga ya ha indicado que se debe replantearlo. El Manchester United bajó un 6% en la sesión de ayer en la Bolsa de Nueva York.

Además de los equipos británicos, la prensa italiana especula con la salida de AC Milán e Inter Milán, lo que dejaría el ambicioso proyecto de Superliga en una suerte de final a cuatro con el Juventus y los equipos españoles. Otros grandes de Europa, como Bayern Múnich o PSG, también lo han rechazado oficialmente.

El proyecto, sobre el papel, suponía elevar los ingresos previstos derivados de la actual Liga de Campeones e incluía un pago por adelantado de 3.500 millones a cuenta de JP Morgan. Entre otros equipos de fútbol cotizados, hoy el Borussia Dortmund, que también rechazó la Superliga, cotiza sin cambios.

Normas
Entra en El País para participar