Fútbol

El regulador británico examina si la Superliga viola las leyes de competencia

Boris Johnson se reúne hoy con representantes de la Federación y otras asociaciones del fútbol

Pancartas contra la Superliga en el estado del Liverpool británico.
Pancartas contra la Superliga en el estado del Liverpool británico. REUTERS

La Autoridad británica de mercados y competencia (CMA, en inglés) "examinará cuidadosamente" si existen indicios de que el proyecto de Superliga europea de fútbol viola las leyes de competencia en el Reino Unido, indicó este martes un portavoz.

"Las propuestas para una Superliga europea de fútbol han generado un alto nivel de interés público. Es un área compleja y examinaremos cuidadosamente cualquier inquietud sobre competencia relativa a estas propuestas", añadió la fuente.

Si considera que hay indicios de que el plan promovido por doce clubes ricos, entre ellos seis ingleses, puede vulnerar la normativa sobre competencia justa, la CMA abrirá una investigación formal, si bien esto no está garantizado.

El regulador atiende así una petición del opositor Partido Laborista británico, cuya portavoz de Deportes, Alison McGovern, ha instado a investigar lo que considera "nada menos que un intento de amañar la competición para unos pocos clubes de élite".

La iniciativa impulsada por Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, ha suscitado un aluvión de críticas en el Reino Unido y ha motivado la intervención del primer ministro, Boris Johnson, que reitera hoy en "The Sun" que hará "todo lo posible" por mostrar "tarjeta roja" a la "ridícula" propuesta de escisión.

Johnson se reúne hoy con representantes de la Federación y otras asociaciones del fútbol nacional, mientras que también analizan sus opciones los catorce clubes ingleses excluidos del proyecto de Superliga.

Por otra parte, el Gobierno británico anunció ayer que ha puesto en marcha una revisión de la propiedad de los clubes en Inglaterra para acercarlo al modelo alemán, donde el 51 % del equipo debe pertenecer a los socios.

De este modo se acabaría con el modelo actual que permite que empresas privadas y externas posean el 100 % de los clubes ingleses, como ocurre en el caso del Liverpool y Manchester United, con grupos estadounidenses; el Manchester City, el Arsenal y el Chelsea, de Roman Abramovich.

Normas
Entra en El País para participar