Aseguradora

Alan capta 185 millones para expandir su servicio de salud digital por Europa

Con 155.000 asegurados, vale ya 1.400 millones. En el último año superó los 100 millones de ingresos. La 'insurtech' francesa impulsará su negocio en España, donde aterrizó en septiembre

Manel Pujol, responsable de Alan en España.
Manel Pujol, responsable de Alan en España.

La aseguradora francesa Alan ha cerrado una ronda de financiación de 185 millones de euros para expandir su servicio de salud digital por Europa. La operación ha sido liderada por el fondo de inversión americano Coatue, junto a Ribbit, Dragoneer, Exor e inversores ya existentes como Index Ventures y Temasek.

Manel Pujol, responsable de la empresa en España, explica a CincoDías que destinarán el dinero captado a seguir construyendo el seguro de salud digital “más completo del mercado” y a acelerar sus operaciones en Bélgica y España, donde aterrizó el pasado septiembre. La insurtech, que cuenta ahora con un equipo de 20 personas en el país, planea incorporar a otras diez en 2021 y alcanzar los 20.000 asegurados en España.

Con esta última ronda de financiación, la compañía eleva la inversión recibida a 265 millones desde su fundación en 2016 y alcanza una valoración de 1.400 millones de euros. Pujol explica que en el último año la compañía aumentó el número de asegurados de 76.000 a 155.000, superó los 100 millones de ingresos y elevó su plantilla de 200 a 326 profesionales. Entre otros, ficharon al ex director ejecutivo de JP Morgan Sergei Galperin como responsable financiero, y a Erik Lumer, ex responsable de Producto de Maven Clinic, para liderar el desarrollo de nuevos productos de salud.

Nuestro objetivo a cinco años es ser la aseguradora de salud digital líder en Europa”, continúa Pujol, que cuenta que la meta que se han marcado es superar el millón de asegurados para 2023, año en el que esperan ser rentables en Francia, su mercado de origen. Para impulsar su negocio, la compañía también planea contratar a más de 400 profesionales durante los próximos tres años.

“Hace más de cinco años que nació Alan con la idea de reimaginar cómo interactuamos con los sistemas de salud. Queríamos hacer los seguros de salud más sencillos, más transparentes y cercanos a través de la tecnología, y sin letra pequeña. Y esta ronda de inversión nos ilusiona porque significa una validación de esa visión”, continúa Pujol, quien antes fue director general de Uber Eats en España.

Alan, que presume de haber obtenido en 2016 la primera licencia de seguro de salud que se daba en Francia desde 1986, ya trabaja en ese país con 8.000 compañías (docenas en el caso de España de tamaño medio). “Nuestro foco es crear un producto de salud orientado a empresas y a sus empleados. Y a ellas les proporcionamos un panel de control muy sencillo de utilizar y a los empleados una app de acceso personalizado a información, prevención, cuidado médico y seguimiento desde el móvil”, continúa.

Pujol insiste que con la nueva ronda los inversores les dan la confianza para seguir desarrollando un modelo distinto al de la aseguradora tradicional, “donde se pone mucho foco en la venta del producto, pero después cuando se quiere utilizar es muy difícil porque existe un incentivo como aseguradora para que se utilice lo menos posible”. “Nosotros lo vemos distinto. Creemos que el acceso al cuidado médico tiene que ser una experiencia buena, y me refiero al acceso no al cuidado que ofrecen los médicos, que hacen muy buen trabajo. Creemos que podemos compensar ese mayor uso, y por tanto mayor gasto, con una operativa más eficiente a través de la tecnología, y trasladamos ese beneficio al usuario final”, remarca el directivo.

Según Pujol, Alan ofrece uno de los mejores cuadros médicos en España y tienen coberturas “muy buenas”, pero lo que les hace distinto, dice, es su servicio de asistencia al asegurado. La compañía cuenta con un customer care, un chat desde donde sus asegurados pueden encontrar el médico que necesitan. “Por ejemplo, si una persona quiere buscar un médico en su zona que hable su idioma, nuestro equipo le ayuda a localizarlo”.

La insurtech destaca también otros servicios que han lanzado para mejorar la experiencia de sus clientes. Entre ellos, sus servicios de salud proactivos, ya que la compañía ha desarrollado herramientas dedicadas a ayudar a sus miembros a hacer frente al Covid-19 y el confinamiento, incluyendo consejos e información, envío gratuito de mascarillas y soporte psicológico. Alan, que ofrece la posibilidad de cancelación del servicio en cualquier momento sin permanencias o penalizaciones ("pues los consumidores deben tener derecho a cambiar de aseguradora de salud cuando quiera”), también cuenta con consultas por vídeo y chats 24/7 en las que los asegurados pueden acceder a especialistas y médicos generalistas, y servicio en inglés para facilitar así el acceso a los trabajadores expatriados.

El directivo explica que España, donde hay 12 millones de personas aseguradas, es un mercado estratégico donde ven que pueden tener mucho recorrido.

Normas
Entra en El País para participar