MásMóvil cumple un ciclo inversor de 2.500 millones ante la opa sobre Euskaltel

La inversión en 2021 rondará los 500 millones

La operadora se ha comprometido con los nuevos despliegues de fibra y 5G

MásMóvil cumple un ciclo inversor de 2.500 millones ante la opa sobre Euskaltel

MásMóvil va a reforzar su compromiso inversor en un ejercicio decisivo para la compañía, marcado por la opa sobre Euskaltel, la mayor transacción de su historia, valorada en cerca de 2.000 millones de euros. En este escenario, la teleco prevé seguir con sus proyectos de despliegue de nuevas infraestructuras, tanto en fibra óptica como en telefonía móvil 5G. Para este año, MásMóvil invertirá en torno a 500 millones de euros, según ha podido saber este periódico.

De esta manera, la operadora cumpliría un ciclo de inversión que rondaría los 2.500 millones de euros en los últimos cinco años, incluido el ejercicio en curso. En este caso se incluiría tanto la inversión bruta en redes de telecomunicaciones como las partidas destinadas a equipos para los hogares de los clientes.

Bajo este recorrido, MásMóvil invirtió en torno a 250 millones de euros en 2017, cerca de 560 millones en 2018, 730 millones en 2019, ejercicio en el que se llevaron a cabo amplios despliegues de fibra óptica, y 445 millones en 2020. En paralelo, entre 2017 y 2020, Euskaltel, inmersa ahora en la opa lanzada por MásMóvil, invirtió en torno a 610 millones, cifra que se acercaría a los 800 millones al incluir el capex del operador vasco en el ejercicio en curso. En cualquier caso, la teleco afinará sus planes una vez cerrada la transacción, previsto para el segundo semestre.

En estas circunstancias, MásMóvil defiende que la inversión realizada es muy fuerte, si se tiene en cuenta su posición de cuarto operador en el mercado español. La compañía, que en 2019 también entró en Portugal, sería uno de los cuartos operadores que más ha invertido en infraestructuras en el conjunto del mercado europeo. A principios de marzo, la compañía afirmó que era el cuarto operador de un país europeo con mayor despliegue propio de infraestructuras de alta velocidad fijas y móviles.

MásMóvil anunció entonces que había superado los 26 millones de hogares disponibles con su oferta de fibra. De ellos, más de 14 millones correspondían al despliegue de fibra propia del grupo y a derechos de uso, derivados de los acuerdos de compartición de redes con compañías como Orange, Adamo y Telefónica, entre otras.

En 2020, la operadora desplegó fibra en unos 500.000 hogares en poblaciones pequeñas para reforzar su apuesta por dotar de conectividad a la España rural. Entre otras regiones, MásMóvil ha apostado por Aragón, de la mano de la marca Embou. En total, el grupo cuenta con más de dos millones de clientes en banda ancha fija.

Con respecto a la telefonía móvil, MásMóvil ha extendido en los últimos tiempos los servicios de 4G+ a cerca de 5.000 emplazamientos en toda España, que cubren en torno a un 90% de la población. Además, la compañía ya ha actualizado en torno a 50 emplazamientos con la nueva tecnología 5G.

En este periodo de tiempo, MásMóvil también ha insistido en su estrategia de impulsar el crecimiento inorgánico con el cierre de nuevas adquisiciones. Al margen de la citada Euskaltel, todavía en proceso, la compañía que dirige Meinrad Spenger destinó en torno a 550 millones de euros a la compra de compañías como Llamaya, Lebara, Lyca España y Ahí+, con las que ha reforzado distintas líneas de negocio.

La teleco inició una nueva etapa a final de 2020, tras el cierre de la opa de Cinven, KKR y Providence, que se hicieron con la mayoría del capital, en una transacción valorada en cerca de 5.000 millones, incluida la deuda.

Normas
Entra en El País para participar