Banca

BBVA justifica su ERE por disminución de sus beneficios y motivos organizativos

Los sindicatos muestran en la reunión de hoy su disconformidad con los razonamientos por los que se llevará a cabo el ajuste y piden que los directivos se bajen los sueldos

Sede operativa de BBVA en Madrid
Sede operativa de BBVA en Madrid

La dirección de BBVA y la representación de los sindicatos del banco han constituido la mesa de negociación para abordar el primer Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de la entidad, que afectará solo al banco en España.

En esta primera reunión, la entidad financiera no ha facilitado ninguna cifra sobre el número de afectados por el ERE, algo que ya se preveía, aunque si han explicado los motivos que han provocado la decisión de abordar un ajuste de plantilla y cierre de oficinas. De esta forma, el despido colectivo se va a sustentar por motivos económicos, productivos y de organización derivados de a transformación digital. Y entre los motivos económicos el banco ha argumentado la continuada disminución de los beneficios.

Fuentes sindicales aseguran que, pese a que el proceso tiene soporte legal, no están de acuerdo en las motivaciones, "y hemos mostrado nuestra total disconformidad con el mismo". Para añadir, según CC OO, "si las razones son económicas, esperamos que esto tenga también efecto en los sueldos del equipo directivo y sus variables".

El periodo previo de consultas, que es que se inicia ahora, se prolongará al menos quince días y posteriormente dará paso a unas negociaciones formales que podrían dar lugar a la salida de unos 4.000 empleados, una cifra superior en 1.000 empleos a la consensuada por los analistas.

2021 será otro año difícil para los trabajadores de banca, y no solo por la crisis del coronavirus, las duplicidades que generarán las fusiones que se avecinan o los bajos tipo de interés, sino por el gran acelerón que ha registrado la digitalización, que ya era imparable antes de la pandemia y que repercute en el empleo.

Las cifras de salidas de empleados del sector este año, si se suman las previstas ahora, con las que se aprobaron el ejercicio pasado, pero se han ejecutado en estos meses, podrían estar cerca de los 20.000 despidos.

Y es que, a esos posibles 4.000 empleados de BBVA se sumarían las 4.322 bajas previstas para este año en los eres que tienen en marcha el Santander e Ibercaja, y también las 1.800 que salidas de Banco Sabadell, cifra que podría repetirse este año. A ello, se suman los 7.000 u 8.000 despidos en CaixaBank.

La mesa de negociación de BBVA estará compuesta por 13 miembros: cinco representantes de
CCOO, tres de ACB, dos de CGT y de UGT, respectivamente, y uno de SEC. Los minoritarios podrán asistir, pero sin voto y con una única portavocía.



Normas
Entra en El País para participar