Wall Street

Compra récord para una SPAC: 33.300 millones por el Deliveroo asiático Grab

La compañía acepta su fusión con el vehículo Altimeter y saldrá así a cotizar en Wall Street

Compra récord para una SPAC: 33.300 millones por el Deliveroo asiático Grab
Reuters

La fiebre de las SPAC, los conocidos como vehículos de propósito especial, que se extiende por Wall Street se va a materializar en una operación valorada en 39.600 millones de dólares (33.300 millones de euros), la mayor hasta el momento para este tipo de fórmulas de inversión.

La SPAC estadounidense Altimeter ha llegado a un acuerdo para adquirir Grab Holdings, la mayor empresa de transporte y entrega de alimentos del sudeste asiático, que saldrá de este modo a cotizar en Bolsa. Las SPAC se constituyen y se estrenan en el mercado con el único fin de captar los recursos con los que posteriormente adquirir una compañía, son por tanto una suerte de cheque en blanco de los inversores conceden al promotor de estos vehículos para que localicen una compañía atractiva. La promesa de rentabilidad llegará con los frutos que dé esa operación de compra y con el acierto en la elección del objetivo de la adquisición, una compañía no cotizada que al integrarse en la SPAC da el salto al parqué.

El acuerdo de fusión de Alimeter y Grab valora a esta última en 39.600 millones de dólares, con lo que la operación dará lugar a la mayor compra realizada hasta el momento por una SPAC. Supera a la adquisición realizada en febrero por otra SPAC del fabricante de vehículos eléctricos Lucid Motors, por 24.000 millones de dólares.

En lo que va de año, estos vehículos han captado recursos en Wall Street por 99.000 millones de dólares, después de un año récord en 2020 en el que levantaron financiación por 83.000 millones de dólares. Todo ese dinero está ahora a la búsqueda de operaciones de compra como la prevista de Grab.

La adquisición de la compañía asiática, con sede en Singapur, incluye una inyección adicional de recursos por 4.000 millones de dólares por parte de inversores institucionales, que se suman así al proyecto de la SPAC Alimeter, y entre los que destacan nombres como BlackRock, Fidelity Internacional y Janus Henderson.

La compra de Grab, a la que el año pasado se la valoraba en alrededor de 16.000 millones de dólares, será una operación redonda para SoftBank y el grupo chino Didi Chuxing, que han respaldado a la compañía en sus inicios. El grupo asiático ya había manifestado su deseo de cotizar en Wall Street y, si bien sus ingresos se dispararon el año pasado el 70% gracias al cambio en los hábitos de consumo por la pandemia, aún no está en beneficios. Confía en alcanzarlos a finales de este año para su principal área de actividad, el reparto de comida a domicilio. 

 

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar