Elecciones

El Gobierno resuelve el contrato con la UTE Vector-SCTYL por su "deficiente trabajo"

Fue contratada en 2018 para difundir los resultados de los procesos electorales hasta 2022

El Gobierno resuelve el contrato con la UTE Vector-SCTYL por su "deficiente trabajo"

El Consejo de Ministros de este martes ha autorizado al Ministerio del Interior a resolver el contrato del acuerdo marco, suscrito en 2018, con la Unión Temporal de Empresas Vector-Scytl, para la difusión de la información provisional de los resultados de los procesos electorales que se celebrasen desde entonces y durante los cuatro años posteriores. El motivo es el "deficiente trabajo" y el incumplimiento de contrato al superar en dos millones la oferta del acuerdo marco para las elecciones generales del 28 de abril de 2019.

Según expone el Ejecutivo, en 2018, el Ministerio del Interior licitó un contrato mediante acuerdo marco para garantizar que, en caso de convocarse unas elecciones anticipadas, cualquiera de las empresas adjudicatarias estuviera en condiciones de contratar la prestación del servicio de difusión de los resultados provisionales.

El pliego de condiciones estableció una doble cautela: la obligación expresa de presentar oferta en cada convocatoria electoral y que la misma se debía de ajustar a los precios ofertados en el acuerdo marco para garantizar su validez.

Con estas condiciones, el acuerdo marco fue adjudicado a las empresas INDRA Soluciones Tecnológicas de la Información S.L.U. y a la UTE Vector-Scytl.

La oferta que Vector-Sctyl presentó para las elecciones a Cortes Generales celebradas el 28 de abril de 2019 superó en dos millones de euros el importe máximo ofertado en el acuerdo marco. Según expone el Gobierno, este es un requisito esencial que implica, en virtud del artículo 211, apartado f) de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, "que este incumplimiento puede derivar en resolución del contrato y en la correspondiente exclusión como empresa adjudicataria".

Por ello, así lo ha hecho el Ministerio del Interior, al considerar que se trató "no solo de un grave incumplimiento del pliego de licitación, sino de una vulneración directa de la esencia del acuerdo marco, concebido como sistema de racionalización de la contratación pública".

Por otra parte, en este proceso, también fue adjudicado a esta UTE el contrato para realizar el escrutinio provisional y difundir la información correspondiente en las elecciones municipales y al Parlamento Europeo de 26 de mayo de 2019.

Sin embargo, el Ministerio del Interior, las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno, la Secretaría de Estado de Comunicación, las Juntas Electorales y otros organismos detectaron, tal y como afirma la referencia del Consejo de Ministros, "deficiencias en el trabajo realizado por Vector-Scytl".

En el recuento de votos de aquellas elecciones se produjeron errores que se atribuyeron a fallos técnicos en el volcado de los datos en el sistema informático y en aquel momento se achacaron a la falta de experiencia de las adjudicatarias del contrato.

El Gobierno considera que esta UTE "no alcanzó los estándares previstos en los pliegos del acuerdo marco, fallos que afectaron a condiciones de ejecución definidas en los pliegos y que permiten la resolución del contrato".

Para resolver el citado contrato, el Ejecutivo ha contado con el informe favorable de la Abogacía del Estado y del Consejo de Estado

Normas
Entra en El País para participar