Banca

CaixaBank detallará el próximo martes el numero de despidos; superará los 7.000

La destrucción de empleo en el sector puede alcanzar la cifra de los 20.000 si se incluyen los procesos aprobados el pasado año

Una oficina de CaixaBank
Una oficina de CaixaBank

No hubo ni justificación de por qué CaixaBank quiere llevar a cabo el mayor Expediente de Regulación de empleo (ERE) de la historia de la banca española, ni se facilitaron cifras de las salidas. Pese a ello, la reunión para la constitución de la mesa que negociará el ERE del banco como consecuencia de la fusión con Bankia duró siete horas. Aunque al final, tanto el banco como los sindicatos alcanzaron un acuerdo unánime en la composición de la Comisión Representativa para la negociación, para proceder a la salida de entre 7.000 a más de 8.000 empleados del grupo.

La dirección de CaixaBank ha comentado que especificará a los representantes laborales cuáles son sus necesidades, el detalle de las causas y las medidas que pretende llevar a cabo el próximo 20 de abril.

De este modo, ha dado comienzo el periodo informal previo a la negociación del proceso de despido colectivo y de modificación sustancial de condiciones de trabajo, que afectará potencialmente a la totalidad de los centros de trabajo.

La mesa de negociación estará liderada por CCOO, como sindicato mayoritario en ambas entidades. Tendrá cinco miembros en la mesa, que asumirán un poder de representación del 36,33%. Por detrás se sitúan SECB (FINE), con tres miembros (25,65%); UGT, con dos miembros (17,96%) y ACCAM (6,96%) SATE-CIC (5,91%) y otros (1,03%) con un miembro, con carácter rotatorio y con un único portavoz.

En total, la mesa estará compuesta por 25 miembros por la parte sindical. 13 de ellos serán integrantes de la mesa, y otros 12 ejercerán en calidad de asesores. El grupo cuenta con el asesoramiento del despacho Sagardoy, como viene siendo habitual.

En este primer contacto también se ha fijado el calendario de las próximas reuniones, que se han acordado para el 20 de abril en Madrid y el 27 de abril en Barcelona. El periodo previo de consultas se prolongará al menos 15 días y posteriormente dará paso a unas negociaciones formales que finalizarán en el segundo trimestre del año.

El banco también ha expresado su intención de mantener las condiciones aplicables a las plantillas. En cualquier caso, en la reunión que tuvo lugar ayer, la primera de ellas, se han tratado únicamente aspectos de fondo, fundamentalmente formal, y se ha fijado el calendario de reuniones.

En total, la nueva entidad resultante de Bankia y CaixaBank suman una plantilla de 44.181 empleados, según datos de UGT. De ellos, 31.147 trabajadores han nacido después de 1972.
Entre el ERE puesto en marcha ayer de CaixaBank y el que se iniciará su negociación el viernes, correspondiente a BBVA, se destruirán entre 10.000 a 11.000 puestos menos en un sector que acumula un ajuste próximo al 40% desde que estalló la crisis financiera.

En conjunto, este año podría ser el peor del sector, con un recorte de plantilla que puede aproximarse a los 20.000 empleos si se contabilizan los aprobados el pasado año, aunque llevados a cabo durante el presente ejercicio. Caso de Santander y Sabadell, aunque este último banco pondrá en marcha previsiblemente otro ERE este año. 

Además, Unicaja y Liberbank anunciarán en breve su ajuste de plantilla también derivado de su fusión. Ibercaja también tiene en marcha otro ERE, lo mismo que BBVA, que también acaba de convocar a los sindicatos para llevar a cabo despidos colectivos.

Los ajustes seguirán el año que viene, como ya anunció el Banco de España.

Normas
Entra en El País para participar