Banca

Madrid acaparará la mayoría del ajuste de CaixaBank por edad y por empleados

Bankia protagonizará el grueso de las salidas, además el ERE se aprovechará para cambiar

las condiciones laborales y desaparecerán las oficinas ágiles

Sede operativa de CaixaBank en Barcelona
Sede operativa de CaixaBank en Barcelona

La dirección de CaixaBank y los sindicatos comienzan hoy la negociación del recorte de plantilla derivado de la integración con Bankia. Será el mayor expediente de regulación de empleo (ERE) llevado a cabo en un banco en España. Superarán las 7.000 salidas, aunque el anuncio inicial de despidos superará esta cifra.

Pese a la reunión de hoy, el banco no dará a conocer la cifra de despidos, ya que espera antes que se constituya la mesa de negociación, en la que CC OO será el sindicato mayoritario, ya que cuenta con la mayor representación tanto proveniente de Bankia como en la antigua CaixaBank. En total, la nueva entidad resultante de la fusión de estas dos entidades suman una plantilla de 44.181 empleados, según datos de UGT. De ellos, 31. 147 trabajadores han nacido después de 1972.

Pese a que hoy no se darán los datos del número de afectados, los sindicatos y el banco ya tienen claro que será Madrid la provincia que se verá más afectada por el ajuste. La razón es lógica, es la región con un número más elevado de duplicidades, de empleados y de mayor edad. En Madrid trabajan 9.938 empleados de ambas entidades, ya desde el 26 de marzo una sola. Esta cifra es el 22,5% del total de la plantilla de CaixaBank.

En Barcelona trabajan 9.392 empleados de esta entidad, la segunda provincia por densidad de plantilla. Pero si se analiza también la edad de sus trabajadores, en Madrid 3.451 empleados cuentan con más de 50 años, el 8% del total, en gran parte pertenecientes a la plantilla de Bankia. En la capital catalana el número de empleados con una edad superior a los 50 años es de 2.015.

La razón de que la plantilla de CaixaBank sea más joven que la de Bankia es que la entidad de origen catalán ha llevado a cabo ajustes recientemente, mientras que Bankia lleva unos años sin realizar ningún ERE. CaixaBank, de hecho, cerró su último ERE en mayo de 2019, con la salida de 2.023 empleados, en su mayoría con prejubilaciones. Bankia, mientras, realizó su último ajuste en febrero de 2018, tras la absorción de BMN.

Pero a ello se une el hecho de que en Madrid hay servicios centrales de Bankia y de CaixaBank, mientras que en Barcelona solo están los servicios centrales de la firma de origen catalán.

Las negociaciones de este ERE también llevarán consigo un cambio en las condiciones laborales de las dos entidades originarias de la plantilla, además de una modificación en la estructura de las oficinas. Fuentes de la plantilla de Bankia, de hecho, mantienen que la fórmula de las 120 oficinas ágiles de la entidad, creadas para atender a clientes con operaciones simples y con horario de mañana y tarde desaparecerán.

Prejubilaciones
Los sindicatos también han reclamado a la dirección de CaixaBank que, además de que las salidas sean voluntarias, y en su mayoría prejubilaciones, se busque una fórmula para cubrirse ante un posible retraso de la edad de jubilación o endurecimiento de las prejubilaciones.

Pretenden que se adapte un sistema como el firmado por los sindicatos en el ERE de Banco Sabadell, en el que la entidad se hace cargo de los años que le pueda faltar al empleado para poder llegar a la edad de jubilación con el salario íntegro, según explican desde UGT.

La razón es que desde hace unos años una parte significativa de los empleados del sector se incorporan a una entidad con más de 26 años de edad, por lo que les faltaría aún algún ejercicio más de los 63 años para poder jubilarse y al final el Gobierno retrasa la edad para jubilarse.

Normas
Entra en El País para participar