La rumana Digi promete más crecimiento en España en plena sacudida de las telecos

Sería una de las candidatas a entrar en el proceso de consolidación

Refuerza la apuesta por crecer en el negocio de la fibra óptica

Logo de Digi en una tienda de la compañía en Madrid.
Logo de Digi en una tienda de la compañía en Madrid. Getty Images

Digi aspira a seguir creciendo de forma agresiva en el mercado español. De momento, ante los inversores parece haber hecho una declaración de intenciones. En su informe financiero anual, publicado esta semana, la matriz rumana Digi Communications afirma que España presenta oportunidades futuras de crecimiento significativo para sus negocios, más allá de Rumanía y Hungría.

La teleco low cost añade que sus operaciones en España continúan ganando prominencia en relación con otras divisiones geográficas.

En esta línea, Digi indica que permanece abierta a atractivas oportunidades en España e Italia, entre las que cita la expansión en el mercado español de banda ancha fija a través de los acuerdos mayoristas con Telefónica (en el caso del móvil, tiene vigencia hasta final de septiembre de 2026), y con el desarrollo de su propia red de fibra óptica hasta el hogar GPON FTTH.

Las nuevas previsiones de Digi vienen en un momento de fuerte sacudida en el sector, que parece querer volver a recuperar la tendencia de la consolidación, especialmente tras el anuncio de la opa de MásMóvil sobre Euskaltel.

En este escenario, la operadora rumana es una de las posibles candidatas a entrar en ese proceso, sobre todo por su crecimiento y su posición alcanzada en el mercado, según fuentes del sector. Digi descarta ahora entrar en operaciones y basa sus planes en su actual estrategia, que ha logrado sostener un fuerte avance.

No obstante, el grupo rumano sí ha abierto la puerta a desinvertir en activos en otras geografías europeos. A finales de marzo, Digi comunicó que había entrado en negociaciones para la venta de su filial húngara a la compañía magiar 4iG Plc.

El grupo Digi Communications, propietario de la compañía de Rumanía RCS&RDS, está controlado por el emprendedor del citado país Zoltan Teszari, con cerca de un 60% de los derechos de voto.

Avance

Lo cierto es que, en 2020, Digi registró un fuerte crecimiento en España, frente al retroceso de las grandes telecos. En su informe, la compañía explica que las operaciones españolas, a pesar de las dificultades causadas por las restricciones para hacer frente a la crisis sanitaria del Covid, mantuvieron un crecimiento estable, tanto en el negocio móvil como en el fijo.

“Los esfuerzos de nuestros colegas en España se vieron recompensados, al situar a Digi Spain en el top 5 de las telecos en el país, alcanzando los 2,3 millones de líneas móviles a fin de 2020”, dice la empresa. La operadora señala que continuó dando pasos al ampliar el número de servicios a través de fibra, a través de una estrategia comercial de proximidad y la excelencia en la relación con el cliente, en paralelo con la expansión de sus puntos de presencia.

La operadora concluyó 2020 con un total de 2,61 millones de clientes en España, frente a los poco más de dos millones del año anterior. Es decir, captó en torno a 600.000 nuevas líneas en 2020. Del conjunto de su parque de líneas en el mercado, 2,33 millones son de telefonía móvil (1,84 millones en 2019), 204.000 en banda ancha fija (81.000 en 2019) y 72.000 en telefonía fija (31.000 en el año anterior).

La empresa ha empezado fuerte el ejercicio de 2021, al registrar en el primer trimestre un saldo positivo en portabilidad móvil de 71.000 líneas, el mayor de todo el mercado español, y en portabilidad fija de 14.000 conexiones.

De mantenerse este ritmo, la operadora alcanzaría la cota de los tres millones de líneas este año. Por ejemplo, dentro de estos planes de crecimiento, la empresa ha seguido ampliando la cobertura geográfica de sus servicios de fibra, que ya se pueden contratar en casi 40 provincias españolas.

Digi ha lanzado nuevas tarifas agresivas. Entre ellas figura la opción de contratar fibra de hasta 1 Gb de máxima velocidad por 20 euros al mes, que está disponible en las principales ciudades españolas.

Ingresos

En este escenario, en términos financieros, Digi aumentó sus ingresos en España en 2020 un 41%, hasta 274 millones de euros, con un ebitda ajustado 55,9 millones, un 33% más que en el año anterior. El mercado español es el segundo en aportación de ingresos del grupo (un 21,4 del total), solo por detrás de Rumanía.

Al mismo tiempo, los gastos operativos de la compañía crecieron un 44%, hasta 216,5 millones, como consecuencia del citado crecimiento.

Triplica la financiación con Santander, CaixaBank y BBVA

Financiación. La operadora mantiene la confianza de la banca española de cara a captar recursos para financiar su expansión en este mercado. Así, en la memoria financiera anual, el grupo rumano señala que Digi Spain tiene líneas de crédito con Santander, CaixaBank y BBVA. Al cierre de diciembre, la suma de estas líneas de crédito alcanzaba 32,9 millones de euros, casi tres veces más que a la conclusión de 2019, cuando rondaban los 12,6 millones.

Plantilla. En su expansión, Digi Spain ha ampliado sus estructuras internas para poder atender al crecimiento registrado en los últimos tiempos. Así, el grupo indica en su informe financiero anual que la plantilla en el mercado español pasó de 1.126 empleados a final de 2019 a 2.200 en 2020. Es decir, la empresa prácticamente ha duplicado su fuerza laboral en España. En este ámbito, una de las estrategias de Digi pasa por impulsar los despliegues de infraestructuras con personal propio en lugar de recurrir a la externalización con otras empresas.

Acción. Las acciones de Digi Communications, que cotizan en la Bolsa de Bucarest, acumulan una revalorización superior al 8% desde principios de año. La compañía capitaliza en la actualidad en torno a 3.540 millones de leus (unos 720 millones de euros) y es uno de los integrantes del índice bursátil BET el país de Europa del Este.

Normas
Entra en El País para participar