La EMA admite que los trombos son un efecto secundario “muy infrecuente” de la vacuna de AstraZeneca

El regulador insiste en que los beneficios de la vacuna superan a los riesgos, tras examinar 86 casos con 18 fallecimientos

La EMA admite que los trombos son un efecto secundario “muy infrecuente” de la vacuna de AstraZeneca
REUTERS

La Agencia Europea del medicamento ha encontrado relación entre la administración de la vacuna de AstraZeneca y los trombos detectados en algunos pacientes, y considera que se debe catalogar esta sintomatología como un efecto secundario "muy infrecuente" del antídoto de la empresa anglosueca. La EMA ha emitido la recomendación "con todas las evidencias disponibles", incluido el trabajo de un grupo de expertos constituido a tal efecto.

La agencia no ha encontrado un factor de riesgo específico, por más que la mayoría de los casos se ha dado entre mujeres de menos de 60 años. Se han examinado 86 casos de trombos con 18 fallecimientos en la UE y el Reino Unido, donde se han administrado 25 millones de vacunas. "Los beneficios de la vacuna para prevenir la Covid-19 superan los riesgos de efectos secundarios", ha concluido el supervisor.

En todo caso, la EMA sí ha referido un catálogo de síntomas que indiquen el riesgo de trombos, para que los profesionales sanitarios y los pacientes lo tengan en cuenta, como falta de aire, dolor en el pecho o en el abdomen, visión borrosa o dolor de cabeza severo y persistente. 

La decisión llega en plena tormenta alrededor de la vacuna.  La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ordenó este miércoles suspender de forma cautelar todas las inmunizaciones contra la Covid-19 previstas con la vacuna de Oxford y AstraZeneca hasta que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) se pronuncie al respecto.

Esta medida afecta a las distintas vacunaciones masivas que estaban programadas en la comunidad y que iban a utilizar el suero de AstraZeneca, siguiendo con la Estrategia Nacional de Vacunación contra la Covid-19. Entre otros grupos, habían sido citadas esta semana las personas nacidas en 1956 y 1957, así como distintos empleados de servicios fundamentales.

Según el Gobierno autonómico, la medida cautelar se adopta a la espera de conocer el informe de seguridad del Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia de la EMA y de las decisiones que puedan adoptarse próximamente por órganos ejecutivos de la Unión Europea y del Sistema Nacional de Salud.

Normas
Entra en El País para participar