Sabadell se marca como reto doblar su peso en empresas en Madrid e igualar a Cataluña

Contratará a 200 gestores en pymes para reforzar su posición y conseguir que la territorial Centro, con un peso del 15% en el banco, sume un 30% como Cataluña

Organigrama Sabadell Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La llegada de César González-Bueno como nuevo consejero delegado de Banco Sabadell ha sido toda una revolución para la entidad. Ha cambiado todo su organigrama y forma de operar. Así, ahora cada división tiene su propia cuenta de resultados, de la que responden sus respectivos responsables. Nada funciona como antes. El objetivo es dar confianza al mercado, mantener su independencia y mejorar su rentabilidad y cuenta de resultados.

Una de las principales patas de la nueva estructura de Sabadell es la división de empresas y red, que encabeza Carlos Ventura, quien antes de los cambios era el responsable de Sabadell España. Esta división representa el 70% del negocio de todo el banco en España. Ventura, como el resto de los directivos, ya tiene su hoja de ruta, pese a que el nuevo plan estratégico a tres años del grupo todavía no se ha presentado, aunque está prácticamente finalizado, solo a falta de retoques.

Uno de los retos de Ventura para los próximos años es ganar terreno en empresas en Madrid, zona clave para el banco, más si uno de sus objetivos es crecer más en el mercado doméstico. Así, “uno de nuestros retos es que Madrid tenga el mismo peso que las territoriales de Cataluña y este (Valencia, Murcia y Baleares), y que ahora es del 30% en ambos, mientras que en Madrid es del 15%”, explica este ejecutivo, que justifica esta menor influencia de la territorial centro en que ha crecido siempre orgánicamente, mientras que en otras regiones se han producido compras.

En Cataluña el negocio del banco es de 67.000 millones de euros, mientras que en la territorial del este es de 57.000 millones, y en Madrid se reduce a 40.000 millones de euros.

De esta forma, Madrid tendrá que captar más de 30.000 millones de negocio para igualar a Cataluña.

“La recuperación de las pymes será espectacular. Irá como un cohete”, vaticina Ventura

La idea es llegar a este peso en Madrid “en tres o cuatro años”, declara Ventura. Para ello, el banco ha puesto en marcha la contratación de 200 gestores de cuentas de empresas, jóvenes licenciados sin experiencia que quieran hacer carrera en el banco, y que serían inicialmente tutelados por gestores con experiencia, explica el directivo. De momento, el banco ha recibido más de 2.000 solicitudes. “Crecer en Madrid con estas nuevas contrataciones es una apuesta estratégica”, señala. “Crecer en Madrid es una asignatura pendiente del banco”, reconoce.

En Madrid hay en la actualidad 400 gestores de empresas, a los que se sumarán 140 más provenientes de estas nuevas incorporaciones. “De momento, hemos realizado una prueba piloto, Plan Ambición Madrid, y ha funcionado muy bien”, comenta Ventura, quien aunque no quiere desvelar los posibles cierres de oficinas y nuevo recorte de plantilla que incluirá el plan estratégico, considera que el número de gestores no disminuirá, y tampoco espera un recorte drástico de oficinas en la región, aunque explica que será el plan estratégico el que marcará los ajustes.

Reconoce, no obstante, que se tenderá a las grandes oficinas. En Madrid abrió hace dos años la primera megasucursal del banco, a la que se le sumarán otras 34 en toda España, de las que alrededor de cinco estarán en la territorial centro.

Banco Sabadell cuenta en Madrid con 150 oficinas, con un millón de clientes de empresas, de los que 800.000 son micropymes, comercios y autónomos, otros 100.000 son pymes y empresas y otra cifra similar corresponde a instituciones. La cuota de mercado de Madrid en el segmento de empresas es del 5%, tras crecer en los últimos años en más de 1,5 puntos porcentuales.

Blanca Montero sale del banco y es sustituida por José Luis Montesinos en negocio institucional

El banco, como ocurre siempre cuando otras entidades afrontan procesos de fusión, espera aprovechar también la integración de Bankia y CaixaBank para ganar cuota de mercado, reconoce este directivo, al que no le preocupa que el acuerdo suscrito con Bankia sobre los cajeros automáticos finalice en tres años. “Nuestros clientes utilizan nuestros cajeros, que tienen una gran actividad”, explica, para añadir que en el banco “estamos invirtiendo en cajeros. Aunque para pagar el cliente utiliza la tarjeta o el móvil, necesita el cajero para sacar efectivo”.

Ventura está convencido de que una vez que la población se haya vacunado contra el Covid “el crecimiento de las micropymes, comercios y autónomos será espectacular. Pese a lo dura que ha sido y es la crisis provocada por la pandemia, la recuperación irá como un cohete”. Asegura estar sorprendido “por la capacidad de resistencia del tejido industrial español”. Además, tampoco espera un gran repente de la morosidad una vez finalicen las medidas paliativas del Gobierno.

FALTA POR CUBRIR LA TERRITORIAL ESTE

El nuevo organigrama de la división de banca de empresas y red no cuenta con fichajes, aunque sí supone un cambio de funciones de gran parte de los ejecutivos incluidos en la nueva estructura. De momento, solo queda pendiente por nombrar al responsable de la territorial este, una de las principales del banco, y que cubre Valencia, Murcia y Baleares. Hasta ahora el directivo responsable de esta territorial era José Luis Montesinos, que ha pasado en la nueva estructura a llevar el negocio institucional, tras la próxima salida de Blanca Montero, directiva que siempre ha estado vinculada a la entidad.

La nueva división de empresas está enfocada en crecer geográficamente y por especialización de negocio, ya que considera que no es lo mismo las necesidades de un centro de salud que un comercio. A ello se suma la red de empresas.

Carlos Ventura asegura que con las nuevas divisiones se ha puesto el foco en crecer, algo necesario una vez que finalice la crisis derivada de la pandemia. “Hay que recuperar el orgullo de pertenencia”, señala este directivo que es optimista y cree que en el segundo semestre del año el crecimiento será positivo y las secuelas del Covid no serán tan negativas como se preveían. De momento, no espera un fuerte aumento de la morosidad.

Normas
Entra en El País para participar