Bancos

CaixaBank dispone de un colectivo de 9.000 empleados con 52 años o más

El banco, que ha convocado a los sindicatos para el próximo día 13, maneja despidos de 7.000 a 8.000 empleados

Vista de un cartel publicitario de CaixaBank. EFEJavier BelverArchivo
Vista de un cartel publicitario de CaixaBank. EFE/Javier Belver/Archivo EFE

CaixaBank ha convocado a los sindicatos el próximo 13 de abril para iniciar el procedimiento de despido colectivo y de modificación de condiciones tras haberse hecho efectiva la fusión con Bankia. La entidad ha enviado un comunicado con la fecha para comenzar a negociar el que será el mayor ERE llevado a cabo por una entidad financiera en España y que afectará a un mínimo de 7.000 empleados, y hasta 8.000, aunque algunos analistas y otras fuentes financieras hablan de la salida de hasta 10.000 empleados. El objetivo de la dirección de CaixaBank es llevar a cabo este ajuste de una sola vez, para despejar ya las incertidumbres en la plantilla por lo menos para los tres próximos años tras el cierre de este proceso.

Los sindicatos consideran que hablar de más de 8.000 salidas es “desmesurado e incomprensible”. Sus cifras van desde las 6.000 salidas a un máximo de 8.000.

Se espera, según ha comunicado el banco a los sindicatos, que el proceso comience en junio para finalizar justo un año después, en junio de 2022. Y a partir de esa fecha no volver a llevar a cabo ningún ajuste más hasta 2025, como mínimo.

Antes de Semana Santa, Bankia desapareció como entidad jurídica independiente, tras inscribirse en el Registro Mercantil su absorción por parte de CaixaBank. Los detalles del proceso de integración de personal entre ambas entidades se abordarán primero con los sindicatos y el banco no tiene intención de acometer un proceso traumático, sino bajo los criterios de voluntariedad y meritocracia, independientemente de la entidad de procedencia, tal y como avanzó el consejero delegado, Gonzalo Gortázar.

Los sindicatos ya han advertido sobre la importancia de que el expediente de regulación de empleo (ERE) contemple indemnizaciones atractivas, salidas no traumáticas, prejubilaciones, voluntariedad total y alargamiento de los plazos. También avisan de que con la participación del Estado en el nuevo grupo, que será del 16,1%, no se puede correr el riesgo mediático ni reputacional de crear un clima de conflicto con la plantilla a la hora de negociar el ERE. Según los datos que manejan los sindicatos, CaixaBank suma unos 9.200 trabajadores con 52 o más años, edad que sirvió de referencia en el último ajuste del banco.

Si se toma el mismo baremo de los 52 años, hay unas 2.800 personas en esa franja de edad en la Comunidad de Madrid, unas 2.000 en Cataluña y unas 980 en la Comunidad Valenciana.
En conjunto, CaixaBank y Bankia suman una plantilla de 46.762 empleados, sin tener en cuenta el grupo de seguros de la entidad de origen catalán. De esta cifra, 30.812 empleados corresponden a la plantilla de CaixaBank sin tener en cuenta Bankia, que suma otros 15.950 trabajadores.

Pese a que el ERE será mayoritariamente voluntario, la dirección del banco no descarta algunas salidas forzosas, como ya ha explicado su presidente, José Ignacio Goirigolzarri, en alguna entrevista.

La entidad, no obstante, ha comunicado a los sindicatos que su objetivo es buscar salidas laborales a los voluntarios que se presenten al ERE.

El Banco de España ya ha reiterado en varias ocasiones en los últimos meses la necesidad de que la banca reduzca plantilla y ha apuntado a los próximos dos años como plazo para llevar a cabo el ajuste del sector. Los planes que tienen en estos momentos los bancos españoles para la salida de empleados superan las 15.000 salidas.

El cierre de oficinas es un proceso que acompaña a la salida de empleados. En los próximos años el número de oficinas bancarias en España puede que se aproximen a las 15.000 en conjunto, el número más bajo desde que hay estadísticas.

CC OO, sindicato mayoritario en la CaixaBank surgida de la fusión con Bankia, avanzó ayer que exigirá garantías de empleo y evitar las medidas traumáticas, primando la voluntariedad, en las negociaciones sobre el futuro despido colectivo previsto por la entidad.

Normas
Entra en El País para participar