Credit Suisse se plantea sustituir a su directora de riesgo

Lara Warner ascendió al cargo el año pasado

Edificio de Credit Suisse en Canary Wharf (Londres).
Edificio de Credit Suisse en Canary Wharf (Londres). Getty Images

La cúpula de Credit Suisse está discutiendo sustituir a la directora de riesgo, Lara Warner, después de una serie de errores en el banco que han provocado pérdidas que potencialmente suman miles de millones de dólares, han informado fuentes cercanas a Bloomberg.

Se espera que el banco ofrezca a los inversores una actualización sobre el impacto de su exposición al colapso de Archegos Capital Management y las consecuencias para Warner y otros altos ejecutivos esta semana, dicen esas fuentes. Se espera que el director general, Thomas Gottstein, permanezca en la empresa, añaden.

Otro ejecutivo cuyo papel está bajo escrutinio es Brian Chin, director general de su banco de inversión, dicen dos de las personas, que afirman que la entidad está planeando una revisión de su negocio de prime brokerage, incluido en su banco de inversión.

Un portavoz de Credit Suisse declinó hacer comentarios.

Gottstein asumió el cargo en febrero de 2020 tras el escándalo de espionaje que acabó con su predecesor y prometió hacer borrón y cuenta nueva para 2021 después de que los problemas del legado empañaran su primer año. Pero la empresa se ha visto abrumada por repetidos fallos de supervisión, incluida la quiebra de Greensill Capital y el mencionado caso de Archegos. Estos problemas han hecho que los analistas se pregunten si Credit Suisse tiene un problema sistémico en la gestión del riesgo, y que los inversores se enfrenten a otro trimestre de pérdidas.

Credit Suisse es el valor de un gran banco que peor se ha comportado en el mundo en lo que va de año, ya que el buen comienzo de su negocio de banca de inversión se vio ensombrecido por la exposición a Greensill y Archegos.

Ambas crisis han intensificado el escrutinio sobre Warner, después de una larga lista de otros errores, en banca de inversión, entre otras divisiones: desde la exposición al fraude de Luckin Coffee hasta el deterioro de 450 millones de dólares en una participación en York Capital Management.

El programa de recompra de acciones del banco, de 1.500 millones de francos suizos (1.600 millones de dólares), corre el riesgo de suspenderse por segunda vez (después de detenerse por primera vez al inicio de la pandemia) y las pérdidas podrían ejercer presión sobre el reparto de dividendos. S&P Global Ratings ha rebajado la perspectiva del banco de estable a negativa, debido a la preocupación por la gestión del riesgo.

Un golpe de más de 5.000 millones de dólares en los beneficios empezaría a presionar la posición de capital de Credit Suisse, según JP Morgan. El regulador suizo Finma aumentó los requisitos de Credit Suisse para su colchón Pilar 2, después de que el banco advirtiera de que podría incurrir en pérdidas por la liquidación de los fondos de Greensill.

En su primera remodelación del año pasado, Gottstein ascendió a Warner a la dirección de riesgo y cumplimiento. El ascenso la convirtió posiblemente en la mujer ejecutiva de mayor rango del banco, y reforzó el papel de directora de riesgos que Tidjane Thiam le había asignado en 2019, con la misión de sanear los problemas heredados. Se incorporó a Credit Suisse como analista de renta variable en 2002 y ocupó varios puestos de investigación de alto nivel hasta que se convirtió en directora financiera y directora de operaciones de la unidad de banca de inversión en 2010.

Junto con Warner, Chin fue uno de los grandes ganadores de la reorganización de Gottstein el pasado verano, cuando el jefe de trading también se hizo con el control del banco de inversión tras la fusión de las dos unidades.

Normas
Entra en El País para participar