Covid-19

EE UU podría prescindir de contratar vacunas con AstraZeneca

El país podría autorizar su uso pero asume que tendrá dosis suficientes de otras empresas

EE UU podría prescindir de contratar vacunas con AstraZeneca

Es posible que Estados Unidos no necesite la vacuna de AstraZeneca para el Covid-19, incluso si obtiene la aprobación regulatoria de Estados Unidos, afirmó Anthony Fauci, el principal responsable de enfermedades infecciosas del Gobierno de Joe Biden.

Aunque fue aclamada como otro hito en la lucha contra la pandemia, a la vacuna le han perseguido incertidumbres fines del año pasado, incluso cuando su uso ha sido autorizado por docenas de países, sin incluir Estados Unidos.

Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y principal asesor sanitario de la Casa Blanca, afirmó que Estados Unidos tiene suficientes contratos con otros fabricantes de vacunas para vacunar a toda su población, y posiblemente suficientes para inyecciones de refuerzo en el otoño, en declaraciones a Reuters.

Este responsable sanitario apuntó que el país podría tener suficientes suministros con los contratos de Johnson & Johnson, Novavax, Moderna y Pfizer, todas ellas empresas estadounidenses. AstraZeneca, sin embargo, tiene su sede en Reino Unido.

Cuando se le preguntó si EE UU usará las dosis de la vacuna AstraZeneca, explicó: "Eso todavía está en el aire. Mi opinión general es que, dadas las relaciones contractuales que tenemos con varias empresas, tenemos suficientes vacunas para cumplir con todos nuestras necesidades sin AstraZeneca".

A fines del año pasado, el fabricante de medicamentos y la Universidad de Oxford publicaron datos de un ensayo anterior con dos lecturas de eficacia diferentes como resultado de un error de dosificación. En marzo, más de una docena de países suspendieron temporalmente el uso de la vacuna de AstraZeneca después de que los informes lo relacionaran con un trastorno poco común de la coagulación de la sangre. Aun así, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha insistido en varias ocasiones en que no ha encontrado relación entre los trombos y la vacunación con AstraZeneca, casos que todavía investiga, y ha recomendado su uso a partir de 18 años por sus beneficios mayores que sus riesgos.

También en marzo, una agencia de salud de EE UU afirmó que los datos de la compañía ofrecían una imagen incompleta de su eficacia. Días después, AstraZeneca publicó resultados que mostraban una eficacia disminuida, aunque todavía fuerte.

Normas
Entra en El País para participar