Hay que tener paciencia

La inflación no es una preocupación a corto plazo

Fuente: Exceso de estímulo monetario y fiscal e inflación precios al consumo en EEUU, desviación de la tendencia. Refinitiv Datastream, CBO, Pictet AM.
Fuente: Exceso de estímulo monetario y fiscal e inflación precios al consumo en EEUU, desviación de la tendencia. Refinitiv Datastream, CBO, Pictet AM.

Las noticias macroeconómicas siguen siendo buenas y el fondo del mercado positivo, incluyendo los beneficios empresariales, pero hay que tener paciencia, dada la volatilidad. De hecho, hay nerviosismo.

Pero hay que mirar más a medio plazo, pues vamos a volver a la normalidad antes de fin de año y se van a cimentar los niveles de crecimiento posteriores a la pandemia en un ciclo de dos a tres años de crecimiento, muy positivo en todos los aspectos. Aunque seguramente este primer trimestre va a ser más débil de lo esperado para el conjunto del año esperamos que EEUU crezca por encima del 5 o 6% Europa más de 4%. Además las economías emergentes son históricamente más del doble de sensibles a la recuperación del comercio mundial. Asia ex Japón puede crecer en 2021 un 8,9 %, seguido de Europa, Medio Oriente y África con 4,9% y América Latina 3,9 %. Nuestras previsiones son que los beneficios empresariales aumenten entre un 20% y 30% tanto en Emergentes, EEUU, Japón como Zona Euro.

De manera que el inversor debe ser paciente.

La inflación no es una preocupación a corto plazo

Una de las principales razones por las que hemos mejorado el panorama de crecimiento global es el estímulo fiscal de la nueva administración Biden en EEUU, donde hay 3,9 billones de dólares en exceso de dinero, 18% de su PIB.

En este contexto ha entrado en juego la inflación, que tendrá que aumentar con apertura de las economías y el crecimiento económico. Ello se ha trasladado en aumento de la rentabilidad a vencimiento a largo plazo de la deuda en EEUU. De todas formas, aunque hay que vigilar la inflación, no va a ser un problema a corto plazo.

El papel de los bancos centrales está resultando muy eficiente

Mientras el papel de los bancos centrales está resultando muy eficiente

Tanto BCE como la Reserva Federal están totalmente comprometidos con evitar poner en peligro la recuperación económica y van a ser muy pacientes para cambiar sus políticas monetarias. Así, no estimamos una subida de tipos de interés en EEUU los próximos 18 meses. La inflación puede pasar de niveles del 1% a 2% en Europa o EEUU, pero los bancos centrales trabajan bandas flexibles de inflación, lo que les permite tolerarla por encima del 2% varios meses. Tendría que superar el 3%, lo que no vemos en los próximos 18 meses.

Hay que ser selectivos

Además se observa rotación en las carteras hacia valores más cíclicos, incluso con corrección importante en las tecnológicas las últimas semanas. De hecho a corto plazo, a medida que la economía mundial se recupera, los sectores de exposición clara al ciclo lo van hacer mejor que las tecnológicas. Es el caso de sectores cíclicos tradicionales, como energía, bancos, industriales y materiales.

El gran obstáculo son las valoraciones, tanto renta fija como en renta variable, especialmente en algunos sectores de EEUU, cuyos mercados siguen marcando nuevos máximos y cuyo recorrido es limitado.

Así que hay que ser muy selectivos por empresas, teniendo en cuenta oportunidades y riesgos. De hecho entramos en un entorno que no tanto de valor o de crecimiento, como de invertir en las mejores empresas en cada sector, con capacidad de hacerlo mejor. Así que la gestión activa va a prevalecer.

El inversor tiene ver alternativas de inversión

El caso es que el inversor español, que normalmente invierte en renta fija de gobiernos, algo de renta fija de empresas españolas y algo de renta variable europea, tiene que ver otras alternativas de inversión.

Es el caso de los activos reales a medio y largo plazo. En concreto aquellos relacionados con infraestructuras y tecnología verde, relacionada con la lucha contra el cambio climático, la transición energética y des carbonización de la economía, retos en movilidad, transporte, contaminación y salud. Se trata de compañías que ofrecen soluciones a los problemas medioambientales, incluyendo soluciones en energías renovables, semiconductores, vehículos eléctricos y baterías de litio, edificios auto sostenibles, avances en logística, abastecimientos, transportes y seguridad. Se trata de actividades favorecidas por el Pacto Verde por el que Europa puede ser el primer continente en emisiones netas cero de CO2 para 2050, con 53.000 millones de inversiones/año en eficiencia energética y des-carbonización. Además la victoria de Biden en EEUU favorece la tendencia. Japón también cuenta con objetivos para ser neutral en emisiones, que China se ha propuesto para 2060.

Al respecto el inversor debe hablar con su asesor para encontrar soluciones globales y diversificadas -incluyendo fondos de energía limpia, madera, agua y ciudades inteligentes-. De hecho la inversión en infraestructuras puede ser temática y 100% ASG, mediante empresas de crecimiento estructural de doble dígito, ganadores del futuro.

Normas
Entra en El País para participar