Juego

Consumo y Hacienda buscan fórmulas para modificar la fiscalidad de las casas de apuestas

El ministro Alberto Garzón tiene "en previsión" acometer cambios en este punto

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, durante una entrevista con Europa Press.
El ministro de Consumo, Alberto Garzón, durante una entrevista con Europa Press. Europa Press

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha afirmado que tiene "en previsión la revisión de la fiscalidad" de los operadores de juegos de azar y apuestas y ha añadido que estudia con Hacienda "las fórmulas, pero ahora mismo no hay ninguna propuesta encima de la mesa".

Así lo ha asegurado el ministro de Consumo en una entrevista concedida a Europa Press, al ser preguntado sobre si se plantea elevar la tasa por gestión administrativa que pagan los operadores de juego online y si baraja una subida de impuestos en esta legislatura.

En relación con la posibilidad de regular los horarios de apertura de locales de juego y apuestas en 2021, junto con las comunidades autónomas, el ministro ha explicado que hay una normativa "muy heterogénea", de modo que unas regiones "restringen más que otras y, sin embargo, el problema social sigue existiendo".

En este sentido, el titular de la cartera de Consumo ha señalado que aunque la pandemia ha modificado los horarios de apertura de esos establecimientos, "mucha gente sigue jugando con la esperanza de que eso le resuelva los problemas de vida". "Por lo tanto, se incrementan mucho las probabilidades de que se llegue a problemas de salud importantes", ha añadido.

"Estamos justo ahora mismo en conversaciones con las comunidades autónomas en este punto", ha dicho el ministro de Consumo, al tiempo que ha insistido en que unas "son más flexibles con las casas de apuestas y otras son más estrictas".

Lugares de ocio preferentes para jóvenes

Para Garzón, la preocupación social existe y está fundada en datos. "Se están convirtiendo en los últimos años en lugares de ocio preferente para la gente joven", ha advertido el ministro, que cree que hay que corregir esta situación en coordinación con las CC.AA., donde "hay una preocupación creciente, incluso también en comunidades del Partido Popular", pero no en todas ellas.

"El Ayuntamiento de Cádiz y el Ayuntamiento de Málaga han intentado poner unas limitaciones a las casas de apuestas y la Junta Andalucía se lo está intentando impedir. Están ahora en una en una pugna importante", ha argumentado.

Respecto al caso de la Comunidad de Madrid, el titular de Consumo ha reconocido que la región que preside Isabel Díaz Ayuso "tiene el enfoque muy diferente" al de su departamento. "Seguimos intentando concretar con ellos una hoja de ruta, pero evidentemente, así lo han manifestado, consideran que la flexibilidad ante este tipo de casas de apuestas debe ser mucho más amplia de la que nosotros creemos necesario", ha enfatizado.

Asimismo, Alberto Garzón ha indicado que ha quedado constatado que la pandemia "ha tenido un impacto negativo, desde el punto de vista de la salud pública", en materia de consumo de juegos de azar, pero "todavía es pronto para poder hacer balance del año entero, porque los datos siempre van llegando con posterioridad".

"No cambia nuestra hoja de ruta y es que lo único que sucede es que se incrementa o disminuye la magnitud de algo que está siendo problemático y que, sobre todo, tiene que ver con el modelo de ocio de las ciudades. Ciudades que tienen más casas de apuestas que parques verdes, el mensaje que se traslada a la gente es el ocio de los jóvenes tiene que hacerse ahí y eso es un problema de partida que la pandemia agudiza", ha comentado.

De este modo, ha reconocido que "es un problema complejo, que requiere soluciones complejas", por lo que tiene que tener "un abordaje multidimensional" y ha recordado que a partir de agosto ya no va haber publicidad "en ningún tipo de foro" y que hay que abordar también la fiscalidad, que puede afectar al mercado y a la educación. Así, ha señalado que ya trabaja en la preparación de campañas "muy intensas" de sensibilización e información.

Al ser preguntado por el IVA de las mascarillas, Garzón ha afirmado que la bajada del IVA de las mascarillas FPP2 no es una opción que esté encima de la mesa del Ejecutivo porque no es "obligatoria para la población, como sí lo son las mascarillas higiénicas o quirúrgicas".

"Nosotros estamos facilitando que todo aquello que sea obligatorio, pues sea asequible, como hemos demostrado con las mascarillas quirúrgicas e higiénicas, controlando el precio máximo, bajando el IVA e incrementando la producción", ha argumentado el ministro en una entrevista concedida a Europa Press.

No obstante, Alberto Garzón ha matizado que si la situación cambia y los científicos establecen que es necesario hacer obligatorio el uso de las mascarillas FPP2 estarán "dispuestos a cambiar otras cuestiones".

Normas
Entra en El País para participar