Servicios

FCC, Sacyr, Urbaser y Sorigué limpiarán Barcelona hasta 2029 por 2.450 millones

Los contratos son por ocho años, con posibilidad de dos más de prórroga

FCC, Sacyr, Urbaser y Sorigué limpiarán Barcelona hasta 2029 por 2.450 millones

FCC Medio Ambiente, CLD Servicios Urbanos (Grupo Sorigué), Valoriza (Sacyr) y Urbaser se van a encargar de la limpieza y recogida de residuos urbanos en la ciudad de Barcelona entre 2022 y 2029, ambos incluidos y con posibilidad de dos años más de prórroga. El pleno del Ayuntamiento de la Ciudad Condal ha hecho firme este viernes la adjudicación de los cuatro lotes en que fueron divididos los distritos, y las adjudicaciones alcanzan los 2.454 millones de euros.

Este es el mayor contrato de servicios puesto en juego por el consistorio que preside Ada Colau tanto por duración como por montante económico. Los pliegos contemplaban un aumento de la plantilla en 225 trabajadores, con lo que se alcanzarán los 4.400.

La Zona 1 (Centro), que incluye los distritos de Ciutat Vella, l’Eixample y Gràcia ha ido a manos de FCC Medio Ambiente por 930,7 millones, lo que supone una baja del 1,8% respecto al presupuesto base estimado por el Ayuntamiento.

CLD Servicios Urbanos, de amplia implantación en Cataluña, se encargará de la Zona 2 (Oeste), que engloba Sants, Montjuïc, Les Corts y Sarrià-Sant Gervas. Su oferta fue de 568,7 millones de euros, lo que implica una rebaja del 7,88% sobre el presupuesto de licitación.

La Zona 3 (Norte) recae en Valoriza por 415 millones, oferta que encierra una baja del 7,51%. La filial de Sacyr trabajará en los distritos de Horta-Guinardó y Nou Barris.

El cuarto lote (Este) ha correspondido a Urbaser por tercera vez consecutiva. La adjudicación tiene un valor de 541,7 millones para las labores de limpieza y recogida de residuos en Sant Andreu y Sant Martí, además de todas las playas de Barcelona. Su propuesta económica está un 3,58% por debajo de la propuesta del consistorio.

Barcelona se ha impuesto, a través de este concurso, mejorar sus volúmenes de reciclaje y mejora del servicio de limpieza. Va a extenderse la recogida puerta a puerta desde la experiencia de Sarrià, está prevista la modernización de la flota de vehículos y se va a aplicar tecnología para una mejor gestión de la recogida. En este último punto se contempla la posible introducción de una fiscalidad por generación de residuos.

Normas
Entra en El País para participar