La pandemia empuja los depósitos de las familias a un nuevo máximo histórico

El ahorro de los hogares ante la incertidumbre económica alcanza 919.100 millones tras crecer un 0,17% en febrero

La necesidad de liquidez rebaja un 0,8% el pasivo de las empresas

Depósitos hogares y familias Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La embestida de la tercera ola del Covid-19 en la economía española ha vuelto a empujar a las familias del país a optar por la prudencia en la gestión de sus finanzas personales. Los depósitos de los hogares volvieron a crecer un 0,17% mensual el pasado febrero, frente al 0,05% que apenas habían avanzado en enero, hasta alcanzar un nuevo récord en los 919.100 millones de euros. Se trata de la cifra más alta registrada en la serie histórica que el Banco de España recopila desde en los en la serie histórica que el Banco de España recopila desde 1989.

La apuesta por el ahorro ha sido la tendencia predominante desde que hace un año la pandemia se extendiera por España dejando en el aire el futuro económico y laboral de empresas y hogares. Desde febrero de 2020, los depósitos de las familias en las entidades financieras se han incrementado un 7,9%, un alza de 67.200 millones de los que 1.600 fueron aportados solo en el último mes. El incremento ha sido prácticamente constante desde febrero de 2020 con un único retroceso, del 0,05%, el pasado agosto.

En paralelo, los depósitos de las empresas españolas se rebajaron un 0,83% en febrero respecto al mes anterior, descendiendo en 2.400 millones, hasta situarse en 285.700 millones. En el ámbito empresarial, los descensos han sido más habituales desde el pasado verano, con descensos de más del 2% en julio, octubre y enero, previsiblemente por la creciente necesidad de utilizar la liquidez disponible para afrontar las estrecheces de la crisis. En todo caso, el colchón empresarial ha crecido un 13,46% en el último año.

En conjunto, los depósitos de hogares y empresas residentes en España se situaron en 1,204 billones de euros al cierre de febrero, imponiéndose en importancia las retiradas empresariales para arrojar un descenso mensual del 0,06%.

Por su parte, los depósitos correspondientes al total de agentes residentes en España, incluyendo ya también a las administraciones públicas, fondos y otras sociedades, se redujeron un 0,13% en el mes de febrero, cerrando en los 1,535 billones de euros. La cifra, eso sí, supone un incremento del 8,94% respecto al mismo mes de 2020, días antes del primer decreto de estado de alarma decretado para tratar de contener el virus.

Sumando finalmente a los no residentes, la cifra total de depósitos registrada por el Banco de España, según los datos provisionales hechos públicos este jueves, arroja un monto de 1,579 billones de euros. La cifra supone un descenso mensual del 0,06% y un alza interanual del 9,27%.

Normas
Entra en El País para participar