Mercados

Bank of America aconseja comprar acciones de Ferrovial y le da un potencial del 28%

Es su opción preferida dentro del sector de las infraestructuras español

Rafael del Pino, presidente de Ferrovial
Rafael del Pino, presidente de Ferrovial

El sector de las infraestructuras no escapa a los recortes en el año. En un momento en el que se empieza hablar de recuperación y de reactivación del turismo, el departamento de análisis de Bak of America somete a revisión el sector de las infraestructuras español. De los tres representantes del negocio que integran el Ibex 35, la entidad estadounidense elige a Ferrovial como su opción preferida.

Los expertos consideran que el castigo que sufre la compañía en lo que va de año (cae un 6,6%) es excesivo. Desde Bank of America reiteran su recomendación de comprar acciones de la firma y elevan el precio objetivo a los 27 euros por acción frente a los 26,5 euros anteriores. Es decir, le otorgan un potencial del 28%. "Creemos que las autopistas de peaje de Dallas y Toronto recuperarán el 90% de sus volúmenes de tráfico anteriores a Covid entre 2022-2023 a medida que las restricciones se relajan y el proceso de inmunización coge impulso", apuntan. En este contexto los expertos se muestran confiados con la posibilidad de que Ferrovial recupere el poder de fijación de precios. A la espera de que las expectativas se transformen en realidad desde la entidad consideran que el balance de Ferrovial es fuerte y más ahora que la opción de la venta de su división de servicios sigue sobre la mesa.

Más cautos se muestran con Aena y ACS. Para el gestor aeroportuario el departamento de análisis aconseja mantenerse neutrales y fijan como precio objetivo los 142 euros por acción, limitando el potencial de subida al 5%. Aunque los expertos prevén que el tráfico de la compañía se ajustará a la recuperación que experimente la aviación, ven como uno de los principales riesgos la baja visibilidad que ofrecen los ingresos comerciales, dada las disputas que existen a cerca de los alquileres mínimos.

También aconsejan ser neutrales con ACS aunque elevan su valoración desde los 29 euros por acción a los 32 euros. Esto supone otorgarle un margen de subida del 21,8%. Desde la firma valoran de manera positiva la venta de la división industrial, operación que le ayudará a rebajar la deuda. La compañía cerró 2020 con un pasivo de 1.820 millones, a gran distancia de los 54 millones registrados un año antes. "La estrategia de sustituir la exposición a las actividades cíclicas de contratación por activos de infraestructuras es sensata", añaden. En Bank of America siguen siendo cautelosos con respecto a Hochtief, la filial de ACS que posee el 50,4%.

 

Normas
Entra en El País para participar