Industria

Bayer salva el año de la pandemia en España gracias al negocio agrícola

Cerró el ejercicio 2020 con 667 millones de euros en ventas, un 0,3% menos

Bernardo Kanahuati, consejero delegado de Bayer en España.
Bernardo Kanahuati, consejero delegado de Bayer en España.

Bayer consiguió cerrar 2020, el año que comenzó el azote de la pandemia, prácticamente en plano. El negocio agrícola compensó la caída de la tradicional división farmacéutica, que sufrió el confinamiento y el menor uso de determinados fármacos. El grupo alemán obtuvo unos ingresos de 667 millones de euros en España, un 0,3% menos que en 2019. Así explicaron en rueda de prensa este martes el consejero delegado del grupo en España y Portugal, Bernardo Kanahuati, y el jefe de la división del clúster mediterráneo en Bayer CropScience, Protasio Rodríguez.

El principal negocio del grupo germano sigue siendo el área de farmacia (medicamentos por prescripción) que registró unas ventas de 332 millones de euros, que representa una disminución de 2,4% respecto el año anterior, debido en parte a los efectos de la pandemia. Productos como el tratamiento oftalmológico contra la degeneración macular Eylea, así como en el negocio de salud de la mujer, fueron los más afectados en el seguimiento de los tratamientos, según el laboratorio. Sin embargo, el resto de áreas terapéuticas mantuvieron su crecimiento, como en el caso de Xarelto, un anticoagulante oral.

Por su parte, la actividad de consumer health (productos de autocuidado) alcanzó una cifra de ventas de 96 millones, lo que representa una disminución del 7,5%. "Los efectos de la pandemia han afectado especialmente a esta área", según la empresa.

Finalmente, el área de crop science fue la que experimentó el mayor crecimiento, alcanzando unas ventas de 239 millones, un 5,9% más que el ejercicio anterior, "gracias sobre todo a los buenos resultados tanto del negocio de semillas Dekalb como el de soluciones de insecticidas, particularmente Movento y toda la gama de fungicidas", apuntó el grupo en un comunicado.

Si se suman las ventas de la empresa en Portugal, el resultado de Bayer alcanzó los 817 millones en la Península Ibérica. Esta filial no ha informado de los beneficios en el año. A nivel global, el grupo tuvo unas pérdidas récord de 10.500 millones debido a las indemnizaciones por el uso de glifosato en EE UU.

50 años de Bayer en Valencia

El grupo presentó las cifras de este año en la planta productiva de Bayer en Quart de Poblet (Valencia), coincidiendo con su 50 aniversario. Está especializada en la producción de productos para la protección de los cultivos. "Estas instalaciones son hoy un referente de Bayer en el mundo, destinando el 40% de su producción a la exportación a más de 50 países y formando parte de uno de los tres hubs en la región EMEA para la producción de especialidades fitosanitarias", se explicó desde el grupo alemán.

La inversión crece un 9%

Bayer realizó inversiones en España por valor de 65,5 millones. "Bayer reafirma su compromiso con el territorio español y alcanza una nueva cifra récord de inversión, creciendo un 9% con respecto al año anterior", reafirmó Kanahuati.

La mayor parte de la inversión, 37,6 millones, se destinó a ensayos clínicos e innovación en agricultura, de los cuales 21 millones fueron a proyectos relacionados con la salud.

El resto del capital, 27,9 millones, se empleó en la mejora de la capacidad productiva y la eficiencia energética de las nueve plantas de la empresa en España, a los que se sumó fábrica de Viralgen en San Sebastián (Guipúzcoa).

Negocio al que suma Monsanto

Rodríguez apuntó que el área dedicada a la agricultura de la empresa tuvo un "crecimiento muy balanceado" que le permitió crecer en todas las categorías, con un aumento de las ventas por encima de la media del mercado, recoge Europa Press.

El directivo destacó que 2020 fue el primer año en el que la empresa "ha operado como una sola organización desde la compra de Monsanto", en junio de 2018.

Además, puso énfasis en la innovación como respuesta "al gran desafío del planeta", que ha explicado que es cómo alimentar a la población con una dieta saludable sin agotar los recursos, teniendo en cuenta que en los próximos 30 años se prevé que aumente en un 30% con un incremento de la demanda de alimentos del 50%.

Rodríguez aseguró que la manera de conseguirlo es "combinar semillas mejoradas con innovación en protección de cultivos y el uso de servicios y tecnologías digitales" que permitan a los agricultores mejorar su toma de decisiones.

Así, en 2020 la empresa lanzó la Bayer Forward Farm, una finca ubicada en Sevilla que debe servir para mostrar "innovaciones, herramientas y tecnologías" con el fin de producir de forma cada vez más sostenible.

Normas
Entra en El País para participar