Coronavirus

Mallorca recibe a los turistas alemanes ante una Semana Santa incierta

Los aviones del operador alemán TUI han vuelto a volar este domingo a Mallorca

Turistas alemanes tras su llegada al aeropuerto de Palma, el domingo.
Turistas alemanes tras su llegada al aeropuerto de Palma, el domingo.

La reapertura del turismo hacia destinos como Mallorca, iniciativa con éxito que el Gobierno alemán desaconseja seguir, se plantea como excepción antes de una Semana Santa muy incierta para el sector por el reciente incremento de contagios de Covid-19.

Este lunes, la canciller alemana, Angela Merkel, se reúne de nuevo con los jefes de Gobierno de los estados federados para analizar los pasos a seguir ante la escalada de nuevos contagios por coronavirus que han vuelvo a colocar la incidencia acumulada en siete días por encima de los 100 casos por 100.000 habitantes.

Todo apunta a que será necesario aplicar el "freno de emergencia" acordado y reintroducir parte de las restricciones que se habían levantado como parte de un proceso escalonado de reapertura de la vida pública.

Está previsto que este lunes se tome una decisión también acerca de la Semana Santa y la movilidad dentro del país entre regiones con motivo de las vacaciones.

En tanto, el Instituto Robert Koch (RKI) de virología instó a no viajar dentro ni fuera del país en Semana Santa con el fin de no acelerar aún más la tercera ola de la pandemia.

El viernes de la semana pasada el RKI actualizó su lista de zonas de riesgo por Covid y entre las regiones que dejaron de figurar en ella se encuentran seis comunidades autónomas españolas (Baleares, Valencia, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja y Murcia).

Como consecuencia, la demanda de vuelos a las islas Baleares se disparó y las principales empresas turísticas y aerolíneas comenzaron a ampliar su oferta de viajes. Esto obligó a su vez al Gobierno alemán a reiterar que "la ausencia de una alerta de viaje no es una invitación a viajar" y a llamar a la población a prescindir de desplazamientos innecesarios.

El vicecanciller y ministro de Finanzas, Olaf Scholz, reiteró el domingo en declaraciones a "Bild" la necesidad de evitar una "gran oleada de viajes" por Semana Santa, algo que Alemania sencillamente no se puede permitir en la situación epidemiológica actual, dijo, y que además haría peligrar el verano de todos.

No obstante, se mostró a favor de permitir los desplazamientos dentro del país a las segundas residencias y las visitas familiares, para lo cual los test rápidos de antígenos pueden ser una ayuda. Esto último "ya lo hicimos posible en Navidad y en Semana Santa debería ser posible", señaló.

Mientras en Alemania el debate el lunes sobre los desplazamientos internos en vacaciones se prevé tenso, el turoperador alemán TUI retomaba el domingo los vuelos a Mallorca después de una obligada pausa por la pandemia, mientras otras compañías aéreas como Eurowings ya lo hicieron hace unos días.

Los aviones del operador turístico alemán TUI han vuelto a volar este domingo a Mallorca, tras meses de restricciones de viaje a causa de la pandemia de la COVID-19.

Según informó un portavoz de la aerolínea, el domingo dos aviones de Tuifly volaron desde Hannover hasta la isla de Mallorca. Las dos aeronaves partieron desde el aeropuerto germano casi completamente ocupadas.

Tuyfly para esa jornada un total de dos conexiones desde Düsseldorf y Fráncfort y una desde Stuttgart. A partir del 26 de marzo, Múnich también se sumará a los aeropuertos desde donde se podrá viajar a la isla.

Con el regreso de las operaciones desde Alemania, el portavoz de la aerolínea Tuifly ha señalado que la demanda para viajar a Mallorca es "muy elevada" pero, puntualizó, "no llega a los niveles del negocio de Pascua del año 2019".

Los hoteles en la isla estaban preparados desde hacía días para acoger a los primeros turistas. El portavoz detalló que se ha abierto en torno al 10% de la planta hotelera de la isla.

Alemania, principal emisor en Baleares

El mercado alemán es el más importante para el turismo de las Baleares y en 2019, el año previo a la pandemia, la cifra de turistas procedentes de Alemania superó los 4,5 millones por cuarto año consecutivo -casi un millón más que del Reino Unido-, según el portal de estadísticas Statista.

En 2019, los turistas alemanes gastaron en las islas unos 4.600 millones de euros, unos 165 millones menos que el año anterior.

En 2020, España en su conjunto recibió 2,41 millones de turistas alemanes -lo que colocó a Alemania en el tercer mercado emisor-, mientras que en 2019 los visitantes procedentes de ese país alcanzaron los 11,18 millones, cifra que fue incluso mayor en los tres años anteriores.

Normas
Entra en El País para participar