Aerolíneas

British Airways sopesa vender su sede de Londres por el teletrabajo

La posible venta del edificio, que se sitúa cerca del aeropuerto de Heathrow, podría impulsar las finanzas de la aerolínea, muy golpeadas por el Covid-19

Logos de British Airways en el aeropuerto de Heathrow.
Logos de British Airways en el aeropuerto de Heathrow.

British Airways está planteándose vender el edificio de su sede central en Londres dado que, por el teletrabajo que se ha implantado durante la pandemia, la compañía aérea considera que ya no necesita tanto espacio de oficinas. La posible venta del edificio, de la que informó por primera vez el Financial Times, podría impulsar las finanzas de la aerolínea, que se han visto afectadas por el el impacto del Covid-19. El edificio se terminó de construir en 1998 con un coste de 200 millones de libras (279 millones de dólares).

El trabajo en remoto por la pandemia ha provocado que algunas de las mayores empresas británicas hayan realizado cambios en sus oficinas. El gigante bancario Lloyds dijo que reduciría el espacio de oficinas en un 20% en tres años, mientras que el HSBC aspira a una reducción del 40%.

El complejo de British Airwasy, Waterside, está cerca del aeropuerto de Heathrow, al oeste de Londres, y es también la sede de la empresa matriz de British Airways, IAG.

British Airways dijo en un comunicado que muchos empleados disfrutan del teletrabajo y que su política futura será probablemente una mezcla flexible de trabajo en casa y en la oficina. "Hemos reestructurado nuestro negocio para salir de la crisis y y estamos considerando si seguimos necesitando un edificio de oficinas centrales tan grande", dijo un portavoz.

Para hacer frente a la pandemia, British Airways ha recortado gastos en el último año, incluyendo la eliminación de más de 10.000 empleados, lo que deja un total de 30.000 trabajadores, la mayoría de los cuales no trabajan en la oficina, sino que son pilotos de cabina, ingenieros o personal de aeropuerto.

La aerolínea también ha tratado de recaudar dinero vendiendo obras de arte famosas que antes colgaban en sus salones ejecutivos. Además, el futuro a largo plazo de Waterside pende de un hilo, ya que tendría que ser demolido si la propuesta de ampliación de Heathrow prospera.

Normas
Entra en El País para participar