Criptoactivos

Deutsche Bank: el bitcóin es como Tesla, debe transformar su potencial en resultados

La criptodivisa vuelve a repuntar hasta los 60.000 dólares

Recreación del bitcóin.
Recreación del bitcóin. AFP

El bitcóin ha llegado para quedarse pero su volatilidad no va a desaparecer, según un informe de Deutsche Bank que analiza el futuro de este criptoactivo y que recuerda que el activo cotizaba a principios de 2017 en los 1.000 dólares, muy lejos de los cerca de 60.000 dólares actuales. El documento de Deutsche Bank, escrito por la analista Marion Laboure, profesora en Harvard, apunta que el criptoactivo seguirá subiendo y bajando en función del valor que le den los inversores y habla del efecto Tinkerbell (Campanilla) –Peter Pan explica que las hadas existirán mientras los niños creen en ellas–. Considera que a medida que los inversores institucionales muestren mayor interés por el bitcóin y lo vayan incorporando a sus carteras su precio seguirá al alza, pero recuerda que todavía es muy limitada la oferta de transacciones del día a día que se pueden hacer con él.

Además, afirma que su liquidez sigue siendo escasa: el año pasado se intercambiaron 28 millones de bitcóins frente a los 240 billones de títulos que se cruzaron de Apple, de ahí su elevada volatilidad ante la entrada de cualquier gran inversor o noticia que tenga un alcance relevante

La experta de Deutsche Bank ve similitudes entre el fabricante de coches eléctricos Tesla y la criptodivisa y afirma que ambos aún tienen que demostrar aún su elevado potencial. "Tendrá que transformar el potencial en resultados para sostener su propuesta de valor", asegura.

Mientras los departamentos de análisis tratan de descifrar cuál va a ser el futuro del bitcóin, sin que logren ponerse de acuerdo por ahora, los bancos estudian ya las fórmulas para ofrecérselo a los inversores. Morgan Stanley estaría ya trabajando en dar acceso a sus clientes de Estados Unidos a tres fondos de inversión que permitirán tener exposición al bitcóin, según Bloomberg. Se trataría de dos fondos gestionados por Galaxy Digital y a un tercer fondo más supervisado por FS Investments y NYDIG. Para ello deberán tener "una tolerancia agresiva al riesgo" y al menos un patrimonio de dos millones de dólares en la entidad.

La posibilidad de que los altos patrimonios inviertan en criptoactivos animó la cotización del bitcóin, que volvió a encaramarse sobre los 60.000 dólares, máximos alcanzados el pasado fin de semana. En lo que va de año, el activo ha duplicado su valor gracias a la llegada de inversores institucionales y al impulso de Elon Musk, fundador de Tesla. Una subida que también tuvo su reflejo en la gestora Galaxy Digital, que se disparó en la Bolsa de Toronto un 20%.

Normas
Entra en El País para participar