Banca

González-Bueno da un giro a la estructura de Sabadell para mantener su independencia

La nueva reorganización cuenta con tres grandes áreas: Particulares, empresas y corporativa

Al margen del consejero delegado y del director financiero, se han producido dos fichajes más, ambos en la división de banca de particulares

El banco aparca la venta de TSB y la filial mexicana

Organigrama Sabadell Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Banco Sabadell ya tiene una nueva estructura más simple diseñada por el desde el jueves primer ejecutivo de la entidad, César González-Bueno, una vez que Josep Oliu, presidente de la entidad, dejará en la junta del día 26 las funciones ejecutivas que tenía hasta ahora. Con la nueva estructura el ahora CEO del banco pretende lograr una mayor eficiencia y rentabilidad para mantener la independencia de la entidad.

La reorganización va acompañada de un cambio de organigrama, en el que al margen del consejero delegado y del director financiero (Leopoldo Alvear, procedente de Bankia), se ha fichado a un nuevo responsable de particulares, pendiente de su incorporación.

También se ha fichado a un directivo de segundo nivel en esta división, Jorge Rodríguez, encargado de la dirección de financiación de banca de particulares, proveniente de ING, firma en la que González-Bueno ha sido consejero delegado durante varios años. De esta forma, los tres principales ejecutivos del grupo son directivos que provienen de otras entidades, además de Rodríguez, el resto son promociones internas, explica el banco.

Estos cambios se anuncian tras la reunión del jueves del consejo de administración, acto en el que se ha oficializado el relevo de la figura del primer ejecutivo, tras aceptar la renuncia de Jaime Guardiola como consejero delegado, y ha procedido al nombramiento de César González-Bueno como su sustituto. Antes, el pasado 8 de marzo, el BCE aprobó la idoneidad de González-Bueno como CEO. En esta misma reunión, el consejo también ha aprobado la estructura organizativa propuesta por el nuevo consejero delegado.

Los ejes principales sobre los que pilotará la nueva estrategia del grupo, según el diseño del nuevo CEO, son el mayor foco en el cliente y el aumento de la rentabilidad. En este contexto, Sabadell se estructura en tres grandes unidades de negocio en España con características muy diferentes: particulares, empresas y corporativa. Pese a sus diferencias las tres áreas funcionarán como filiales, con cuentas de resultados propias.

Particulares
La unidad de particulares se reorganiza para mejorar los procesos, así como para adecuar la oferta de productos y servicios a las necesidades de los clientes en un entorno que ha experimentado una profunda transformación, explica la entidad. Por ello, la digitalización será un elemento clave de soporte a los más de 3.500 profesionales de la red de oficinas, añade la entidad. El nuevo CEO, precisamente, es un experto en banca digital, ya que fue el introductor de ING en España. La mejor experiencia de cliente vendrá acompañada de un crecimiento más rentable y más eficiente.

Para ello, esta dirección se estructurará en unidades de producto, para asegurar una mayor cercanía al cliente. Esta unidad de negocio contará también con una dirección de banca privada para cubrir las necesidades específicas de este segmento.

César González-Bueno estará al frente de esta unidad hasta la próxima incorporación de su futuro responsable, que ya ha sido fichado, pero falta la autorización para su incorporación.

Empresas
En la dirección de empresas y red, donde el banco asegura que ostenta una posición de liderazgo en el mercado español y genera un ROE de doble dígito, el objetivo es consolidar su posición y aumentar el volumen de negocio de forma eficiente.

En este segmento la relación con los clientes es clave, y los cerca de 4.000 profesionales con responsabilidades de gestión han establecido relaciones estrechas con sus clientes, lo que le ha convertido en uno de los principales activos de la entidad, explican en el grupo. Banca de empresas se estructura por segmentos, desde autónomos hasta grandes empresas.

Esta unidad, la de mayor contribución a la rentabilidad del banco, estará dirigida por Carlos Ventura, quien también estará al frente de toda la red comercial.

Corporativa
La división de banca corporativa, “con una eficiencia y rentabilidad adecuadas”, es una línea de negocio intensiva en consumo de capital, por lo que el foco del plan estratégico estará puesto en la gestión del mismo. Esta dirección seguirá estructurada en unidades de cliente para gestionar la relación con las grandes corporaciones, y dispondrá de direcciones transversales de producto especializado. Dichas áreas darán también servicio y será un refuerzo para la banca de empresas que dispondrá de soluciones específicas para pymes.

Banca corporativa, que también abarca toda la parte internacional de este apartado de servicios, continuará siendo dirigida por José Nieto.

Para dotar de mayor autonomía a las unidades de negocio, cada uno de sus directores tendrá responsabilidad sobre parte de las funciones y capacidades corporativas de las áreas de finanzas, organización y recursos, operaciones y tecnología, riesgos y asesoría jurídica.
Las filiales internacionales, TSB y México, no experimentan cambios y su estrategia seguirá enfocada en acelerar su rentabilidad. Por ello, no se va a iniciar ningún proceso de venta en un futuro próximo.

En el nuevo organigrama todas las áreas dependen de González-Bueno, salvo las de comisión de riesgos, dirigida por David Vegara, y la comisión de auditoría, encabezada por Nuria Lázaro, que dependen del consejo.

César González-Bueno declaró ayer tras su nombramiento oficialmente, “es un honor dirigir un banco con el prestigio y la historia de Sabadell. Quiero agradecer al presidente Oliu su confianza, que ha refrendado el consejo y el regulador, y a Jaime Guardiola por haberme ayudado a conocer el banco. El equipo es excelente y el banco tiene una cultura envidiable”.

Añadió que “esta nueva organización nos va a permitir llevar a cabo nuestra estrategia con foco en el cliente y la rentabilidad. Cada negocio se estructura de manera distinta, porque las necesidades y prioridades de sus clientes son también distintas. Con esta remodelación, más de un tercio de las personas que forman parte del nuevo equipo directivo de primer nivel han accedido tras promoción interna, prueba inequívoca de la apuesta por el talento” .

El banco presentará en mayo su nuevo plan estratégico, pero a diferencia de lo previsto inicialmente no figura la venta de las filiales internacionales, ni llegar a acuerdo con otros bancos europeos, aunque sí reducirá oficinas y plantilla.

Normas
Entra en El País para participar