Renovables

Siemens Gamesa prevé volver a los beneficios en 2021 con un 'pay out' del 25%

Nauen califica 2020 de "decepcionante" por las pérdidas de 918 millones

Andreas Nauen, consejero delegado de Siemens Gamesa.
Andreas Nauen, consejero delegado de Siemens Gamesa.

En su intervención en la junta de accionistas, Andreas Nauen, consejero delegado de Siemens Gamesa (SG) desde junio del año pasado, calificó de “decepcionante” el ejercicio anterior, en el que el grupo eólico perdió 918 millones.

La puesta en marcha de un plan de reactivación para el periodo 2021-2023 pretende la vuelta a los beneficios este año. Nauen mantiene en esta nueva etapa el compromiso de un reparto de dividendo del 25 % de los resultados.

El directivo se mostró optimista ante las perspectivas de crecimiento del negocio eólico en los próximos ejercicios por las inversiones en descarbonización en todo el mundo. La cartera de pedidos supera los 30.200 millones. Nauen reiteró que primará la rentabilidad sobre el volumen de actividad, en referencia a los cierres de fábricas realizados, cuatro de ellos en España desde 2017. También ha clausurado instalaciones en India y en Dinamarca.

En eólica marina ve nuevas oportunidades de negocio en Taiwán y en Estados Unidos con el presidente Joe Biden, impulsor de las energías renovables, al contrario de la política desplegada por su antecesor Donald Trump.

Junta telemática

La junta se celebró por vía telemática con la presencia de seis consejeros, mientras los otros seis la siguieron por internet. El grupo quiere elevar a corto plazo la cuota de presencia femenina en este órgano de gobierno, del 30 % actual al 40 %.

En toda la plantilla, esos porcentajes son del 19 % en el equipo directivo y del 12 % en el total de profesionales contratados. El objetivo es llegar al 25 % en 2025. El presidente de SG, Miguel Ángel López, abrió el encuentro detallando la estrategia operativa de SG contra la pandemia. Más de 15.000 empleados, sobre un total de 26.000, recurren al teletrabajo para mantener su actividad diaria y no ha habido focos de contagios en fábricas ni en oficinas. Tampoco en los parques eólicos.

Andreas Nauen ha conformado un nuevo equipo directivo, en el que destaca el nombramiento de la española Beatriz Puente como responsable de la división financiera. López reiteró el compromiso de SG con España y Euskadi, donde tiene su sede, en concreto en Zamudio (Bizkaia). Es donde trasladarán su residencia tanto Nauen como el danés Lars Bondo, al frente del negocio de eólica terrestre.

El programa Leap para enderezar las pérdidas de 918 millones ha supuesto "decisiones difíciles", como el citado cierre de plantas en España, donde tiene ahora nueve centros y 4.400 trabajadores. El presidente de SG destacó que las compras a proveedores nacionales aumentaron un 7 % en 2020.

La junta duró una hora y media con la intervención de un accionista, Sálamo Barceló, que criticó un proyecto de SG en el Sahara Occidental porque a su juicio no respeta los derechos de autodeterminación de los habitantes de la zona y favorece a Marruecos. Los inversores respaldaron todos los puntos del orden del día, entre ellos la nueva política de retribución para los consejeros y los directivos.

Normas
Entra en El País para participar