La gran banca ingresó 2.916 millones de euros por vender fondos y planes

La distribución de productos de inversión tiene cada vez más peso

Comisones Pulsar sobre el gráfico para verlo completo

Los seis grandes grupos bancarios españoles dependen cada vez más en sus cuentas de resultados de la distribución de productos de inversión, como fondos, planes de pensiones o sociedades de inversión de capital variable (sicavs). Durante el año pasado, la gran banca ingresó en España en el negocio de la gestión de activos comisiones por valor de 2.916 millones de euros. La cifra es casi la misma que el año anterior, pero las condiciones fueron mucho más difíciles.

Gracias a estos negocios no puramente bancarios, el sector ha conseguido aguantar la embestida del coronavirus. El año pasado, Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Bankinter perdieron 5.535 millones, tras tener que sanear su cartera de créditos en previsión de futuros impagos. Sin el maná de la gestión de activos los resultados habrían sido mucho peores.

La entidad más apalancada en la venta de vehículos de inversión es CaixaBank, líder absoluto en España en fondos de inversión, planes de pensiones y seguros vida-ahorro. Con estos negocios, unidos a las comisiones generadas por la gestión discrecional de carteras (un servicio antes ligado a la banca privada, que ahora se ha democratizado), el banco ingresó el año pasado 781 millones de euros, un 2,7% más que el ejercicio anterior.

Con la absorción de Bankia, el grupo pasará a controlar el 33% del mercado de planes de pensiones y el 25% del de fondos de inversión. Con un volumen conjunto de activos gestionados que superará los 150.000 millones de euros.

Tendencias del sector

  • Concentración. La distribución de fondos y planes cada vez tiene unos márgenes más estrechos. Por los bajos tipos de interés y también por el auge de los productos indexados, con comisiones mínimas. Esto ha hecho que haya un movimiento potente hacia la consolidación de la gestoras de fondos. La parte más importante ahora es el acceso al cliente.
  • Terceros. La directiva de mercados financieros (Mifid 2) ha empujado a los bancos hacia una comercialización más sofisticada de productos de inversión. Por una parte, esto ha incentivado los contratos de gestión discrecional de carteras, y también la venta de fondos de terceros, fundamentalmente de gestoras extranjeras.
  • Automatización. CaixaBank, Santander, Bankinter... la mayoría de bancos han lanzado servicios de gestión automatizada, que permiten invertir en carteras muy diversificadas de activos con costes muy bajos. También han apostado por la digitalización, para poder contratar un fondo con sencillez desde el móvil.

Bankia ingresó el año pasado 371 millones en este negocio de la gestión de activos, un 1,6% más. Tras la fusión, sumarán más de 1.150 millones de comisiones.

En el caso de Santander, los ingresos por comisiones del banco en fondos y pensiones en España ascendieron en 2020 a 814 millones, casi un 2% más que en el año anterior.

La banca de Europa y de Estados Unidos lleva más de un lustro potenciando este negocio. Con los tipos de interés instalados cerca del 0%, apenas obtienen margen por conceder préstamos e hipotecas. Tampoco pueden vender depósitos con rentabilidades atractivas, por lo que cada vez más convencen a sus clientes para que contraten con ellos fondos de inversión y planes de pensiones.

Además, con la nueva directiva sobre mercados financieros (conocida como, Mifid 2) han potenciado mucho los contratos de gestión discrecional de carteras. Un servicio cada vez más extendido y que roza los 85.000 millones de euros de activos gestionados.

BBVA, por su parte, sumó 432 millones de comisiones en fondos de inversión y 187 millones en planes de pensiones. En estas dos partidas ingresó un 1,9% menos. En buena medida, porque está movilizando a sus clientes de fondos hacia contratos de gestión discrecional de carteras, un servicio cuyas comisiones no desglosa el grupo.

Entre los seis grandes, Banco Sabadell es el que ha registrado un peor desempeño en el negocio de gestión de activos. La comisiones ingresadas en fondos, sicavs y gestión de carteras se redujeron un 13,6% y las de planes de pensiones un 2,2%.

La principal explicación es que el banco acordó en enero de 2020 la venta del 100% de su gestora de fondos a la francesa Amundi, líder absoluto en la gestión de activos en al eurozona. Aunque el acuerdo contempla que Sabadell seguirá comercializando sus fondos de inversión, el movimiento podría haber causado algo de inquietud entre los clientes.

Bankinter, por su parte, registró un incremento de las comisiones por venta de fondos del 3,5% y del 2,2% en venta de planes de pensiones, hasta sumar un total de 210 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar