Telefónica Brasil abonará 810 millones este año en dividendos pese a la crisis

La rentabilidad es del 7% y el ‘payout’ supera el 113%

La remuneración al accionista es ligeramente inferior a la del año anterior

Sede de Telefónica Brasil.
Sede de Telefónica Brasil. Efe

Brasil va a volver a ser en 2020 uno de los principales generadores de caja para Telefónica. En el documento 6-K, remitido este lunes a la autoridad bursátil de EE UU (SEC), la operadora señala que retribuirá a los accionistas este año con un total de 5.400 millones de reales (unos 810 millones de euros), a pesar del impacto de la crisis generada por la pandemia del Covid-19.

La cifra supone un payout del 113,6%, entre dividendos e interés de capital propio, fórmula típica de remuneración al inversor de las empresas brasileñas.

El importe de la remuneración es ligeramente inferior a la del ejercicio anterior. Entonces, Telefónica Brasil abonó un total de 5.800 millones de reales, con un payout del 116%.

En cualquier caso, Telefónica Brasil defiende su alto payout, que refuerza sus prácticas de sólida gobernanza y remuneración a los accionistas. En el citado informe 6-K, la teleco señala que la propuesta de remuneración supone una rentabilidad por dividendo del 7%, más de tres veces más alta que la tasa del tipo de interés local.

Bajo los planes en marcha, la operadora hará efectivo el pago de un primer tramo de 2.800 millones de reales el próximo 13 de julio, y un segundo desembolso de 2.800 millones de reales el 5 de octubre, según indica en su presentación corporativa correspondiente al mes de marzo.

“Somos una de las compañías cotizadas que paga más dividendos a sus accionistas”, dice Christian Gebara, CEO de Telefónica Brasil, que recuerda que la empresa unificó en 2020 las acciones comunes y preferentes.

La operadora recuerda que, durante 2020, recompró acciones propias en el mercado por un importe de 58,4 millones de reales.

Accionistas

La primera receptora de estos dividendos será la propia Telefónica, que posee una participación del 73,58% del capital: un 29,76% a través de la propia matriz, un 24,09% a través de la filial Telefónica Latinoamérica Holding, un 19,67% a través del holding SP Telecomunicações Participações; y un 0,06%, a través de Telefónica Chile.

El restante 26,25% (hay un 0,17% en autocartera) pertenece a otros inversores, entre los que destaca Artisan Partners Limited, con un 4,9% del capital.

Telefónica Brasil apunta también al impulso de las redes de fibra óptica, como uno de sus ejes estratégicos. Su objetivo es alcanzar los 24 millones de hogares pasados en 2024, tras cerrar 2020 con 15,7 millones. La teleco recuerda que, a principios de marzo, firmó un acuerdo con Caisse de dépôt et placement du Québec (CDPQ) para la venta de un 50% del capital de FiBrasil, el vehículo de inversión en fibra creado para el despliegue de esta tecnología. Telefónica mantendrá un 50%; un 25% a través de Infra y otro 25% a través de la filial brasileña.

El objetivo de FiBrasil es alcanzar los 5,5 millones de hogares en cuatro años, frente a los 1,6 millones de la actualidad, con Telefónica como principal cliente.

Crecimiento del PIB en 2021

En el citado documento, Telefónica Brasil alude al impacto de la crisis en el país. Telefónica indica que la actividad económica continuará con la recuperación en la medida en que avance el programa de vacunación. Así, señala que el PIB brasileño podría crecer un 3,5% en 2021.

La compañía señala que la prima de riesgo de Brasil subió de 214 a 260 puntos básicos en 2020, según el índice JP Morgan EMBI, y alude a uno de los impactos que más ha sufrido durante el último año: la depreciación del real frente al dólar.

Así, la teleco indica que el tipo de cambio ha pasado de 4,03 reales por dólar a final de 2019, a 5,20 a la conclusión de 2020. Esta evolución ha penalizado al grupo Telefónica en su conjunto, a la hora de convertir los ingresos o beneficios en Brasil a euros.

Normas
Entra en El País para participar