Inmobiliario

Habitat busca volver a beneficios tres años después del desembarco de Bain

La inmobiliaria presidida por Nin prevé duplicar la facturación

La promotora espera tener en el mercado 4.000 viviendas este año

Promoción de Habitat en Teià,Barcelona.
Promoción de Habitat en Teià,Barcelona.

La histórica inmobiliaria catalana Habitat quiere volver a beneficios ya este año tras su descalabro en la anterior crisis del ladrillo y la llegada hace solo tres años del fondo Bain Capital como principal accionista. La promotora retomó la actividad de forma sostenida en 2018 y prevé dar un importante salto en el negocio gracias a las nuevas promociones.

La intención de la compañía en 2021 es duplicar la facturación del año pasado en el que logró cerrar con más de 100 millones de euros en ventas, según las cifras provisionales de la empresa. Sus responsables también indican que este año podría ser el de la vuelta a beneficios tras ser relanzada comercialmente en 2018 después del desembarco del fondo estadounidense en su accionariado.

Esta empresa fue creada en 1953 y a lo largo de su historia controlada por la familia Figueras ha levantado más de 60.000 casas por todo el país. Por la crisis del ladrillo, en 2008 protagonizó uno de los mayores concursos de acreedores de la historia de España, con 2.800 millones de endeudamiento. Tras salir de la situación concursal, el fondo Bain Capital y otros minoritarios se hicieron con el control de la empresa a inicios de 2018 tras adquirir la deuda que la inmobiliaria tenía con entidades como Goldman Sachs, Bank of America Merrill Lynch o Marathon.

Bain es una gestora de Boston que dispone de un área inmobiliaria en el que ha invertido alrededor de 4.000 millones de dólares. Al frente de Habitat se encuentran como presidente Juan María Nin, ex consejero delegado de Caixabank, y José Carlos Saz, quien ejerce como primer ejecutivo y consejero delegado.

“En 2020 hemos crecido en zonas ya consolidadas donde tenemos una fuerte presencia y en 2021 continuaremos por el mismo camino, de forma que contemos con una oferta en el mercado de alrededor de 4.000 viviendas en comercialización”, avanza Saz. “Este año vamos a continuar trabajando, como siempre hemos hecho, con prudencia, con rigor y con realismo. Así, estudiaremos muy de cerca la evolución de nuestros recientes lanzamientos y del mercado del suelo para asegurar donde concentramos nuestros esfuerzos”, agrega.

La compañía de origen catalán tiene ahora su sede operativa en Madrid y delegaciones en Barcelona, Sevilla, Málaga, Valencia y Las Palmas de Gran Canaria. Actualmente cuenta con uno de los mayores bancos de suelo del mercado, con capacidad para desarrollar 13.000 viviendas durante los próximos años, con más de 4.000 viviendas en 41 promociones ya en diferentes fases de desarrollo. En su relanzamiento, la compañía anunció que invertiría alrededor de 500 millones en compras de suelo para ir agrandado su cartera de proyectos.

Presencia en Ahijones y Los Berrocales

Habitat es una de las promotoras con mayor presencia en la conocida como Estrategia del Sureste de Madrid, un conjunto de cinco barrios en la capital donde se podrán construir hasta 100.000 pisos. La llegada de Habitat a estas zonas no es nueva, sino que se corresponde a suelos históricos de Ferrovial Inmobiliaria, compañía adquirida en 2006 por 2.200 millones de euros.

El mayor peso de Habitat se centra en los futuros barrios de Ahijones y Los Berrocales. Y también levanta casas en El Cañavera, una zona ya en desarrollo.

Otras grandes promotoras también cuentan con terrenos en esos ámbitos como Vía Célere, Kronos, Aedas o Pryconsa. Incluso el jugador Sergio Ramos, asociado con Eroski, dispone de suelo en Los Berrocales.

Junto a Vía Célere, propiedad del fondo estadounidense Värde Partners, Habitat es una de las grandes promotoras no cotizadas, y aunque en ambos casos estas compañías tenían el objetivo de salir a Bolsa, la situación económica ha cerrado esa posibilidad en los últimos meses y probablemente a medio plazo.

 

Normas
Entra en El País para participar