Tribunales

ACS carga contra Iberdrola ante una posible demanda de la eléctrica por competencia desleal

La constructora acusa de "maniobra de distracción" para eludir la responsabilidad en el caso Villarejo, mientras que lberdrola pide que se investigue una supuesta filtración de ACS contra sus intereses

El presidente de ACS, Florentino Pérez, se cruza con el de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.
El presidente de ACS, Florentino Pérez, se cruza con el de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.

La vieja batalla entre dos gigantes del Ibex, ACS e Iberdrola, se recrudece. La constructora que preside Florentino Pérez ha reaccionado de modo fulgurante esta mañana ante el inicio de una acción judicial por parte de la eléctrica, en la que se podría demandar por competencia desleal al rival. Este nuevo choque se produce años después de que ACS viera vetada su entrada en el consejo de Iberdrola, de la que fue primer accionista. Tras ello, una larga guerra fría.

La noticia de la  apertura del camino, con la solicitud de una diligencia preliminar, que puede desembocar en una demanda de Iberdrola, que de momento ha solicitado diligencias previas, ha sido publicada hoy por el diario ABC, ante lo que ACS habla de “maniobra de distracción para tratar de diluir sus responsabilidades ante tan repugnante hecho”. El grupo de infraestructuras se refiere al intento de creación de un montaje contra Florentino Pérez, supuestamente acordado por el excomisario Villarejo y quien fue director general de seguridad de Iberdrola, Antonio Asenjo.

Ante la existencia de audios que salieron a la luz pública, Pérez “decidió personarse como perjudicado en la pieza 17, conocida como de Iberdrola, en el procedimiento que se sigue en la Audiencia Nacional contra el comisario Villarejo”, relata esta mañana ACS a través de un comunicado.

La constructora recuerda que Villarejo propuso actuaciones contra el presidente de ACS, ante lo que el directivo de Iberdrola señaló que “sería más fácil hacer un montaje con un niño o hacerle desparecer simulando un accidente”. ACS ha reiterado esta mañana que se trata de una “propuesta repugnante que califica por si sola a quien la hace y a la compañía que le ampara despidiéndole con una más que generosa indemnización”. Aquí uno de los contundentes ataques a la eléctrica.

En busca de una posible filtración desde ACS

Respecto a las acciones legales de Iberdrola, estas se tramitan tras la publicación de un artículo en El Confidencial, el pasado 22 de febrero, en que se informaba sobre una supuesta acción judicial que preparaba Florentino Pérez y por la que iba a reclamar 2.600 millones de euros a Iberdrola por la trama Villarejo.

El artículo, que los asesores legales de la eléctrica atribuyen a una filtración de ACS, según escrito enviado a un tribunal de lo mercantil de Madrid, fue publicado dos días antes de la presentación de los resultados económicos de 2020, que hablaban de la fortaleza de la empresa ante la pandemia. La acción de Iberdrola se resintió y los analistas volvieron a preguntar por la antigua batalla con ACS.

La ofensiva de Iberdrola se basa en una presunta competencia desleal de la constructora consistente en un acto de denigración de un competidor para menoscabar su crédito en el mercado. Por ello, ha reclamando al juzgado que cite a los representantes legales de ACS para aclarar la autoría de la filtración. También busca cerciorarse de la verdadera intención del que fue su accionista: demandar por tamaña cuantía o no. Ante este extremo, la constructora ha aseverado por escrito esta mañana que “nunca hemos comunicado a nadie que esté preparada una demanda por daños contra Iberdrola”.

El juez Jorge Montull, por su parte, señala que "procede acceder a la práctica de la diligencia, por estimarse adecuada a la finalidad pretendida y concurrir justa causa e interés legítimo en la parte solicitante [por Iberdrola]". La eléctrica ha tenido que depositar una caución de 6.000 euros y tendrá un mes, a partir del cierre de las diligencias del juez, para interponer la demanda.

Los abogados de ambas partes están citados el 16 de junio por el juzgado de lo Mercantil número 4 de Madrid en diligencias previas de carácter urgente.

El comunicado emitido por ACS, “así como la noticia de la que trae causa”, serán presentados por la constructora ante el Juzgado de la Audiencia Nacional que tramita el caso Villarejo.

Normas
Entra en El País para participar