Infraestructuras

Puertos ganó 104 millones en 2020 e invertirá 8.700 millones en cuatro años

La caída del 8,6% en el tráfico mejoró las expectativas y para este ejercicio se espera un alza del 7%

El presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, junto a la directora corporativa de la entidad, Pilar Parra, durante la presentación de resultados celebrada esta mañana en Madrid.
El presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, junto a la directora corporativa de la entidad, Pilar Parra, durante la presentación de resultados celebrada esta mañana en Madrid.

"Los puertos españoles han cerrado un año excelente pese a las circunstancias, y el tráfico de 2019 podría recuperarse a principios de 2022", ha señalado esta mañana el presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, en el marco de la presentación de los resultados de 2020.

Al cierre del año de la pandemia, el beneficio antes de impuestos ha ascendido a 104 millones, muy por encima de los 16 millones que se fijaron como objetivo en los presupuestos realizados entre abril y mayo, en pleno estado de alarma y confinamiento. El resultado contrasta con las fuertes pérdidas de otras empresas del entorno del Ministerio de Transportes, como Aena, Renfe o Adif.

La rentabilidad anual del sistema portuario bajó del 2,6% al 1%, con 18 Autoridas Portuarias con rentabilidad positiva, y diez en negativo

Pero no se puede negar que el virus también ha lastrado a los puertos: los 104 millones están un 60% por debajo de los 261 millones declarados en 2019 antes de impuestos, en buena parte por rebajas de tasas, para incentivar la actividad durante la crisis sanitaria, por 140 millones. La rentabilidad anual del sistema portuario bajó del 2,6% al 1%, con 18 Autoridades Portuarias con rentabilidad positiva, y diez en terrenos negativos. Solo cuatro, Cartagena, Baleares, Castellón y Las Palmas, superan el umbral del 2,5% previsto en la Ley de Puertos.

Toledo se ha referido a la red de puertos como una palanca de recuperación económica, con inversiones públicas previstas por 4.500 millones hasta 2024, que sería complementada con 4.200 millones por parte de la iniciativa privada. Esos 8.700 millones dependen, en buena parte, de la ejecución presupuestaria. La inversión pública de Puertos del Estado venía alcanzando unos 400 millones anuales en los últimos ejercicios, con niveles de ejecución inferiores al 60%. El nuevo esfuerzo irá a mejoras en seguridad, digitalización o en la eficiencia ambiental.

La parte privada está comprometida en los planes de las concesionarias de terminales a cambio de extensiones en los plazos de explotación. Entre los proyectos previstos figura el de la ampliación del puerto de Valencia, pendiente de aprobación, con unos 400 millones de aportación pública y 800 millones privados. Barcelona o Bilbao también se encuentran entre los puertos con mayores planes de desarrollo.

Menos impacto del previsto

El tráfico portuario evolucionó en 2020 mejor de lo esperado, con una caída del 8,6%, hasta las 515 millones de toneladas, frente a un presupuesto inicial del 10% al 16% de desplome. Los ingresos del sistema se resintieron un 16%, hasta los 967 millones, mientras que el ebitda marcó 501 millones, un 22% menos, y el resultado neto después de impuestos fue de 123,7 millones, con un descenso del 53%. "Han influido la rebaja de tasas y, en menor medida, el descenso en el tráfico", afirma Francisco Toledo.

Para 2021, la dirección de Puertos avista un alza del 7% en el tráfico, superándose incluso el escenario más optimista. Tras las medidas para incentivar el tráfico por 140 millones en 2020, Pla empresa pública diseña rebajas tarifarias para el periodo 2021-2030, dentro del marco estratégico que el Ministerio de Transportes tiene previsto aprobar antes del verano. Ese recorte está previsto en un 20%.

En el complicado ejercicio de la pandemia, Puertos redujo su deuda en 134 millones, hasta los 1.497 millones de euros. Sobre este particular, el presidente de la compañía ha recordado esta mañana que "los puertos se autofinancian, por lo que hay que ser cuidadoso para que las bajadas de tasas no comprometan a ninguna Autoridad Portuaria".

El capital circulante, de 1.724 millones, es garantía del cumplimiento del plan inversor, ha aseverado Toledo: "Acumular este circulante es necesario para hacer frente a las cuantiosas inversiones, ya que el sistema se autofinancia, sin recurrir a la fiscalidad general, y por tanto debe ahorrar para evitar el endeudamiento".

Normas
Entra en El País para participar