Efecto de la pandemia

El Banco de España cifra el ahorro "forzoso" de las familias en el 2,5% del PIB

La cantidad no consumida por la prevención de las familias ante la pandemia y las restricciones a la movilidad y al ocio rondaría los 28.000 millones de euros

Imagen de Almacenes Velasco.
Imagen de Almacenes Velasco.

Una de las consecuencias económicas de la pandemia mundial de Covid-19 ha sido el extraordinario aumento que ha experimentado la tasa de ahorro de los hogares. Así lo ha recordado hoy el Banco de España en un artículo en el que precisa que entre enero y septiembre de 2020 (último dato disponible), tanto en España como en la zona del euro, el ahorro de las familias fue en torno a 3,5 puntos porcentuales de PIB superior al observado, en promedio, en los tres primeros trimestres de los últimos cinco años.

Los economistas José Antonio Cuenca, Carmen Martinez y Ana del Rio, autores de este análisis  apuntan dos motivos que han generado "un retroceso histórico del consumo de los hogares". El primero el deseo de las familias de incrementar su ahorro por motivo de precaución ante la crisis sanitaria y económica. Y, en segundo lugar, estos economistas alunden a las restricciones impuestas a la movilidad y realización de determinadas actividades para frenar los contagios. Ambas cuestiones han generado lo que el Bundesbank ha denominado como "ahorro forzoso".

Ante esto, el Banco de España ha cifrado hoy la bolsa de ahorro forzoso acumulada hasta el tercer trimestre de 2020 en una cantidad próxima al 2,5 % del PIB tanto en la zona del euro como en España (donde esta cantidad rondaría los 28.000 millones de euros). En este sentido explican también que "el hecho de que el retroceso más pronunciado del consumo se haya observado precisamente en aquellas partidas de gasto asociadas al transporte o que conllevan un mayor grado de interacción social y que, por tanto, se han visto más afectadas por las restricciones apuntaría también al carácter predominantemente forzoso del aumento del ahorro de los hogares".

Este mayor ahorro ha sido, según este análisis, "reflejo de una caída del consumo de los hogares mucho más acusada que la de las rentas, pues estas últimas han estado sostenida en cierta medida, por las ayudas públicas que se han desplegado para mitigar los efectos económicos adversos de la pandemia".

De cara a los próximos meses, los planes de vacunación y un eventual mayor control de la pandemia podrían, según estos expertos, "liberar una parte de la bolsa de ahorro privado acumulada, lo que podría imprimir un mayor vigor a la recuperación del consumo". Aunque, en todo caso advierten que la magnitud de este efecto está sujeta a una elevada incertidumbre, "y algunos argumentos sugieren que su impacto podría ser relativamente limitado".

Es más, destacan que algunos trabajos académicos identifican también posibles secuelas negativas de esta crisis sobre el gasto futuro. Se refieren a que las situaciones extremas que se han producido en los últimos meses "podrían modificar estructuralmente el patrón de comportamiento de los individuos, haciéndolos más propensos a ahorrar en la medida en que pasen a asignar una mayor probabilidad a este tipo de eventos extremos".

 

Normas
Entra en El País para participar