Financiación

CaixaBank capta 1.000 millones en deuda subordinada con la etiqueta verde

Los títulos vencen en junio de 2031

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar.
El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar. Efe

Un mes después de reabrir el mercado español de emisiones sénior hoy CaixaBank ha salido en busca de financiación. Al igual que la colocación efectuada a comienzos de febrero, la entidad repite la fórmula de deuda con la etiqueta verde, pero en esta ocasión en lugar de sénior non preferred la modalidad elegida para captar recursos es la de títulos subordinados tier 2 con vencimiento en junio de 2031 y opción de cancelar anticipadamente a partir del quinto año

El banco ha captado 1.000 millones en la operación en la que la demanda ha alcanzado los 2.200 millones. El apetito por el papel de CaixaBank ha permitido a la entidad rebajar el coste. La colocación partía con un precio de 195 puntos básicos sobre midswap (interés libre de riesgo) y se ha cerrado a 163 puntos sobre midswap. Los bonos devengarán un cupón del 1,25%, lo que representa el cupón más bajao ofrecido por CaixaBank en una emisión de deuda subordinada. La entidad señala en una nota que el carácter verde de la emisión ha permitido el coste entre cinco y 10 puntos básicos con respecto al nivele de financiación tradicional.

La entidades colocadoras encargadas de llevar a buen puerto la operación son CaixaBank, Nomura, JP Morgan, Bank of America, Société Générale. Los títulos emitidos bajo ley española cotizarán en el mercado dublinés.

Con esta operación se trata de la segunda colocación verde en lo que va de año después de la emisión de 1.000 millones en deuda verde sénior non preferred a ocho años realizada el pasado mes de febrero. La operación de este martes es además la primera vez que CaixaBank vende un bono subordinado sostenible. Hasta el momento la deuda verde había quedado reservada para los títulos sénior no preferentes. Al del mes de febrero se suman los 1.000 millones a seis años que adjudicó en noviembre. Además de la deuda verde, CaixaBank ha emitido dos bonos sociales cada uno por importe de 1.000 millones uno en julio de 2020 y otro en septiembre en 2019. En total la entidad ha acometido cinco operaciones en el mercado de los objetivos de desarrollo sostenible y se convierte en el banco europeo con más volumen de bonos ESG emitidos en el mercao de crédito euros.

En parelelo a la operación relizada este martes CaixaBank ha lanzado al mercado una oferta pública de compra sobre un bono subordinadao por valor de 1.000 millones con vencimiento en 2027 y opción de cancelación anticipada en febrero. De esta forma la entidad busca reemplazar la financiación tradicional por financiación verde.

Normas
Entra en El País para participar