rescate

Podemos reclama elevar a 8.000 millones las ayudas directas a empresas

El socie del PSOE pide retoques en el fondo de 11.000 millones, que el Gobierno prevé aprobar mañana

Podemos reclama elevar a 8.000 millones las ayudas directas a empresas

Unidas Podemos está presionando para que el fondo de ayudas al sector empresarial cuya aprobción ultima el Ejecutivo tenga un mayor componente de ayudas directas, en detrimento de las reestructuraciones de deuda. El Gobierno tenía prevista la aprobación mañana en el Consejo de Ministros del proyecto, que contempla tres fondos diferentes por 11.000 millones de euros. Pero en el seno del propio Ejecutivo, que ha negociado el paquete también con el sector bancario, han aparecido de nuevo las discrepancias.

Según Unidas Podemos, el fondo debe incluir al menos una dotación de 8.000 millones en ayudas directas a las empresas golpeadas por el Covid-19. También plantea como "crucial" el "definir bien" las características de estas ayudas para llegar "con eficiencia y rapidez" al tejido empresarial con problemas de solvencia. De este modo, ve conveniente desarrollar instrumentos similares a los desplegados por otros países del entorno comunitario, centrados en ayudas directas.

El Ejecutivo estrá trabajando aún para que el plan de ayudas se apruebe en el consejo de ministros de mañana, dos semanas después de que fuera anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El borrador pasó ya el viernes por los ministros del área en la Comisión Delegada de Asuntos Económicos. La vicepresidenta primera del Ejecutivo, Carmen Calvo, admitió este lunes que ha estado todo el fin de semana en contacto continuado con la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, sobre este decreto. Fuentes gubernamentales citadas por Servimedia indican, no obstante, que estaría sobre la mesa un retraso de una semana.

El proyecto incluye tanto ayudas directas a empresas como un mecanismo para reestructuraciones de deudas asociadas a los créditos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y una segunda línea de ayudas canalizada a través de las comunidades autónomas.  Se baraja, además, que el mecanismo para que la reestructuración de deudas se aplique a la totalidad de la deuda bancaria de las entidades (no solo a la del ICO) mediante  un sistema similar al código de buenas prácticas hipotecario.

Desde Unidas Podemos se ha solicitado que la reestructuración de deudas tenga un papel más secundario. Asimismo, según un documento elaborado por la Vicepresidencia de Derechos Sociales, al que ha tenido acceso Europa Press, las ayudas directas a empresas no se deben realizar por sectores, aun sabiendo que hay algunos que han experimentado caídas de ingresos mucho "más fuertes que otros". Este fondo de ayudas directas ya fue reclamado por la formación morada en febrero, mediante sendas cartas enviadas a la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, y a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

Normas
Entra en El País para participar