_
_
_
_
Banca

Sabadell supera máximos desde noviembre, cuando negoció la fusión con BBVA

Leopoldo Alverar ya ocupa supuesto como director financiero, aunque varias fuentes aseguran que el banco sufrirá un cambio de organigrama en los próximos meses

Jaime Guardiola, Josep Oiu y César González-Bueno
Jaime Guardiola, Josep Oiu y César González-Bueno

Las acciones de Banco Sabadell han sido las grandes protagonistas de la jornada de ayer. Cerraron a 0,48 euros, máximos desde noviembre de 2020, cuando la entidad anunció que negociaba una fusión con el BBVA, que finalmente no llegó a materializarse. Sus títulos así subieron ayer un 6,98%. El pasado 16 de noviembre, BBVA y Sabadell anunciaban que ambos mantenían contactos preliminares para una posible unión.

Tras conocerse la noticia, ese día, el Sabadell se anotó una subida del 24,59%, y sus títulos cerraron a 0,41 euros, una cota que superaría una jornada después, tras subir otro 6%. Ahora, que ya está descartada su fusión, por lo menos por ahora, la mejora de los escenarios macro, sobre todo en Reino Unido, país en el que Sabadell cuenta con la filial TSB, han influido decisivamente para impulsar sus acciones.

A ello se suma el anuncio del pasado viernes de BlackRock, el mayor fondo del mundo, que decidió volver a renovar su apuesta por Sabadell, al tomar más del 3% de su capital.

Pero también hay que sumar que el banco ya ha comenzado a incorporar a sus nuevos directivos.

Aunque el nuevo consejero delegado, César González-Bueno, no ha recibido todavía el plácet del Banco Central Europeo (BCE) para convertirse en el primer ejecutivo de la entidad, ya ha comenzado a tomar las riendas junto a Jaime Guardiola, quien abandonará su cargo y el banco en las próximas semanas.

El miércoles, por su parte, también se incorporó al banco otro fichaje, Leopoldo Alvear, hasta hace unas semanas máximo responsable de finanzas de Bankia. Alvear sustituye a Tomás Varela, quien deja del banco.

Pero estos no serán los únicos cambios que abordará la entidad en los próximos meses. Según aseguran varias fuentes, González-Bueno dará un giro al actual organigrama con cambios de posiciones y nuevos fichajes.

Hay que tener en cuenta que el nuevo CEO se convertirá también en unos días, en el primer ejecutivo de este banco de origen catalán, ya que su presidente, Josep Oliu, perderá sus funciones ejecutivas como siempre ha defendido el BCE y la EBA.

La idea de González-Bueno es hacer despegar a Sabadell manteniendo su independencia, por lo menos durante un tiempo. También ha decidido conservar TSB para una venta posterior, tras conseguir que mejore su rentabilidad.

González-Bueno conoce bien la filial británica de Sabadell, ya que ha sido su consejo, aunque durante un corto espacio de tiempo.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_