Textil

El impulso del online amortigua la caída de ventas de Mango al 22% en 2020

La facturación de la compañía textil fue de 1.842 millones, con una caída del 43% en tiendas físicas

El impulso del online amortigua la caída de ventas de Mango al 22% en 2020

Mango registró unos ingresos de 1.842 millones de euros durante el ejercicio 2020, una caída del 22% respecto a los 2.374 millones que facturó un año antes y que supusieron un récord para la compañía textil catalana.

En un 2020 marcado por la pandemia, y por tanto por los cierres y las restricciones en la mayoría de los mercados donde opera, Mango vio cómo su canal online disparaba su actividad mientras las tiendas físicas sufrían una importante caida de ingresos. El primero creció un 36% y alcanzó los 766 millones, lo que supone que a cierre de 2020 representaba el 42% de la facturación total, cuando en 2019 era un 24%, lo que para el consejero delegado del grupo, Toni Ruiz, representa "un dato extraordinario en nuestro sector y es una gran ventaja competitiva para nuestra compañía”. La compañía destaca el buen comportamiento en los 85 países donde presta este servicio, pero especialmente en Francia, Italia o Portugal, llegó a doblar los ingresos generados por esta vía.

La otra cara de la moneda fueron las tiendas físicas, penalizadas por las restricciones impuestas para controlar la pandemia. La facturación de estas ha caído un 43% por este motivo.

En Mango analizan el año en cuatro etapas. La primera abarca los meses de enero y febrero, aún ajenos a la pandemia salvo en China. En ellos las ventas alcanzaron crecimientos del 8%. En marzo llegó la primera ola y casi toda su red permaneció cerrada, con lo que el online pasó a ser el canal protagonista: según cifras de la empresa llegó a suponer el 93% de sus ventas, algo que permitió amortiguar la caída de los ingresos al 50%. La tercera etapa, entre julio y octubre, fue de recuperación paulatina de los ingresos respecto al año anterior, llegando a ese último mes con una caída del 6%.

Y por último la segunda ola, en noviembre y diciembre, en la que volvieron los cierres de tiendas y en el que el canal online volvió a ser protagonista en el Black Friday y la campaña de Navidad. "Debemos estar satisfechos por el trabajo que hemos hecho durante este año tan complicado. Hemos logrado unos niveles de facturación razonables teniendo en cuenta el contexto y hemos acelerado todavía más el proyecto de transformación digital de la compañía", afirma Toni Ruiz.

A cierre del año Mango alcanzó un ebitda positivo de 193 millones, cifra alterada por la aplicación por primera vez en la compañía textil de la normativa contable NIIF 16. Sin ella el ebitda sería de 21 millones. Sin embargo, el balance del año fue de una pérdida bruta de 110 millones de euros, cuando en 2019 registró un beneficio bruto de 41 millones. Lo que sí consiguió fue reducir su deuda neta bancaria en casi un 20%, hasta 156 millones.

Tiendas

Pese a los cambios que está originando la pandemia en el comercio minorista, y en especial en el textil donde el papel de las tiendas físicas empieza a analizarse con lupa, Mango dice seguir apostando por este canal de venta.

A 31 de diciembre contaba con 2.221 establecimientos, 43 más que en 2019, en 110 países. De esas 2.221, 140 tienen más de 800 metros cuadrados. La superficie de venta total asciende a 790.000 metros cuadrados. 

Durante 2020 hizo 150 aperturas, destacando las realizadas en Viena, Manchester, París, Copenhague y Amberes, así como dos aperturas en Kiev y cuatro puntos de venta en el mercado italiano, donde Mango cuenta ya con 73 tiendas. También anunció en septiembre la apertura de dos tiendas en Galeries Lafayette.

Normas
Entra en El País para participar