La española Sateliot ultima el lanzamiento de su primer satélite

Tendrá lugar en la base de base de Baiknour, en Kazajistán

Está cerca de cerrar una ronda de financiación de cinco millones

La española Sateliot ultima el lanzamiento de su primer satélite

El proyecto de creación de una constelación de 100 nanosatélites, impulsado por la compañía española Sateliot, está en marcha. La empresa ya está en la cuenta atrás para el lanzamiento de su primer satélite, que tendrá lugar el próximo 20 marzo desde la base de Baiknour (Kazajistán), centro tradicional de la industria espacial rusa.

Este satélite ha sido bautizado de forma técnica como 3B5GSAT, y permitirá a la compañía hacer pruebas de campo en entornos reales con la tecnología 5G para el internet de las cosas (IoT), lo que proporcionará información muy útil de cara a la evolución y al diseño de su constelación que está previsto que comience a dar servicio comercial a partir de 2022. El segundo satélite se lanzará a final de año.

La compañía ya está trabajando con operadores, que han mostrado interés por esta tecnología, según señala su consejero delegado, Jaume Sanpera, quien precisa que la empresa ofrecerá sus infraestructuras satelitales a las telecos, que serán quienes comercialicen los servicios a los clientes finales. El directivo indica que Sateliot aspira a desarrollar un negocio internacional, porque los satélites permiten alcanzar una cobertura global

El objetivo del plan de negocio de Sateliot es cerrar 2025 con un volumen de facturación de alrededor de 236 millones de euros y una plantilla total por encima de 100 personas.

Financiación

La empresa está trabajando, en paralelo, en el desarrollo de su estructura financiera. Sateliot ha completado ya dos ampliaciones de capital, la primera, por valor de un millón de euros aportados por los fundadores, y la segunda, cerrada durante el confinamiento ocasionado por la crisis del Covid, por 1,4 millones de euros, estuvo suscrita por la gestora especializada Capitana Venture Partners.

Hace pocos días, cerró una nota convertible de un millón de euros entre cuyos participantes se encuentra el banco Credit Andorra, a través del programa Scabe Lab de inversión en compañía en crecimiento. Ahora, Sateliot ultima el cierre de su Serie A, un primer tramo de financiación que rondará los cinco millones de euros, que ya cuenta con la participación mayoritaria de inversores y fondos europeos y que la compañía tiene previsto concluir en este mes de marzo. Algunos de estos fondos acompañarán al proyecto durante todo su recorrido.

Estas operaciones se enmarcan en plan de financiación específico dividido en tres fases bien diferenciadas. Así, la citada Serie A servirá para completar las fases de I+D relacionadas con la carga útil y el lanzamiento de los primeros nanosatélites.

Para final de año, Sateliot quiere cerrar su ronda de financiación de la Serie B, que será de un importe próximo a 30 millones de euros, cuyo objetivo es desplegar otros 16 nanosatélites 5G para lanzar el servicio comercial de cara a 2022-2023.

La última será la denominada Serie C, por valor de 70 millones, para el despliegue total de la constelación que garantice un servicio comercial prácticamente en tiempo real.

Respaldo de Open Cosmos

Sateliot ha contado con Open Cosmos, fundada por Rafael Jordá, como proveedor principal, que se encargará de la misión de principio a fin (diseño del satélite, fabricación, concesión de licencias, logística, lanzamiento y operaciones). En los últimos días un equipo de Open Cosmos en Kazajistán se ha encargado de la integración del satélite en el Deployer, la caja donde irá inserto en el cohete y que se encargará de su eyección al espacio una vez el cohete alcance la órbita donde operará. Sateliot comparte viaje con una treintena de satélites.

Los nanosatélites, del tamaño de un horno microondas y 12 kilogramos de peso, se localizarán a baja altura (apenas a unos 500 kilómetros de La Tierra, frente a los grandes aparatos geoestacionarios que orbitan a 36.000 kilómetros).

Normas
Entra en El País para participar