Industria

El Gobierno vigilará la venta de ITP Aero por su carácter estratégico

La salida de Rolls-Royce será tratada "con la máxima prioridad", según Raúl Blanco

Raúl Blanco en la jornada de Deusto Business Alumni y PwC.
Raúl Blanco en la jornada de Deusto Business Alumni y PwC.

La venta de ITP Aero será seguida con mucha atención por el Gobierno que preside Pedro Sánchez porque la filial aeronáutica al 100 % de Rolls-Royce forma parte de "un sector estratégico, de seguridad nacional", según ha declarado este jueves Raúl Blanco, secretario general de Industria y Pyme del Ministerio de Industria, Comercio y Consumo.

La participada de la multinacional británica realiza el mantenimiento de los motores de los aviones y helicópteros del Ministerio de Defensa, según un contrato con vigencia para el periodo 2020-2021 y con opción a una prórroga de dos años más.

Blanco, que ha participado en una jornada en Bilbao organizada por Deusto Business Alumni y PwC, ha añadido que la desinversión de Rolls-Royce en ITP Aero "será tratada con la máxima prioridad". Ha recordado el plan Aerofondo para que la industria aeronáutica remonte la crisis provocado por la pandemia. Este fondo está dotado con 100 millones y participado por Airbus, SEPI y otros inversores. Con la intención de apoyar a los proveedores de máximo nivel de esta industria, los Tier 1, pero también aportando financiación a los Tier 2.

A preguntas de los asistentes al encuentro, Raúl Blanco ha comentado que SEPI tiene en fase de valoración la petición de Tubos Reunidos (TR), que ha solicitado 112,8 millones al fondo de rescate del grupo público.

El secretario general de Industria ha explicado a casi un centenar de directivos, entre los que se encontraban los presidentes de Corporación Mondragón y de Sidenor, Iñigo Ucin y José Antonio Jainaga, respectivamente, las condiciones de acceso a las ayudas del programa Next Generation de la Unión Europea (UE), dotado con 750.000 millones. España es el mayor receptor de estas subvenciones entre los socios comunitarios.

Con cargo a proyectos relacionados con la recuperación económica y la resiliencia, el país recibirá 70.000 millones durante este año y 2023. Unos fondos de "una magnitud insólita", ha especificado Raúl Blanco, que ha recordado que España recibió 80.000 millones de la UE en un cuarto de siglo, por resaltar la importancia del nuevo apoyo.

Blanco insistió en la necesidad de presentar unos proyectos empresariales sólidos para captar los fondos de Next Generation, ya que las autoridades de Bruselas examinarán todas las propuestas para garantizar que sirven para el desarrollo social y económico de Europa. Entre las condiciones, los planes tienen que contribuir a la transición verde y digital, y tener un impacto real en la generación de empleo y en la sostenibilidad social.

Las pymes podrán optar a 10.260 millones en esta primera fase de Next Generation hasta 2023. Desde el ámbito de la automoción y otros sectores, Industria ha recibido proyectos valorados en 212.000 millones, "tres veces el PIB" de Euskadi, según Blanco.

Raúl Blanco, tras el encuentro de Deusto Business Alumni y PwC, ha visitado las instalaciones de la empresa Satlantis, que equipa satélites con cámaras de observación de alta tecnología. Blanco también ha participado en la firma de un acuerdo para impulsar la formación en el ámbito del hidrógeno. En la iniciativa, además de Industria, participan Petronor, Mondragon Unibertsitatea y el Centro de Formación de Somorrostro (Bizkaia).

Normas
Entra en El País para participar