Telefónica reduce sus gastos por operaciones a mínimos desde el año 2006

Bajaron un 15,4% en 2020, hasta 30.230 millones

La teleco recorta los pagos de intereses un 45% desde el inicio de la era Pallete

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. EFE

Telefónica aceleró en 2020 en su estrategia de gestión del control de costes, un periodo extraordinario, marcado por la fuerte crisis generada por el contagio del Covid-19, que tuvo un fuerte impacto en los ingresos y el Oibda. En la presentación de las cuentas anuales de 2020, la compañía señaló que los gastos por operaciones bajaron un 15,4% en el conjunto del ejercicio en términos reportados (se redujeron un 2,6% orgánico), hasta 30.230 millones de euros.

Esta es la cifra más baja registrada por Telefónica en este ámbito desde 2006, ejercicio previo a la adquisición de O2, que supuso una transformación del conjunto del grupo, al entrar a gran escala en mercados como Reino Unido, Alemania e Irlanda. En el ejercicio siguiente, una vez cerrada la integración de estas nuevas filiales, los gastos por operaciones del grupo ya subieron a 34.300 millones de euros.

Según la teleco, el descenso de 2020 estuvo motivado en los impactos del tipo de cambio, los gastos de reestructuración registrados en 2019, la transformación del modelo operacional de Telefónica México el pasado año, así como las mejoras en costes y eficiencias.

Además, la operadora no tuvo que hacer frente a subastas de espectro, paralizadas en gran medida por los gobiernos de los distintos países, ante la crisis generada por el Covid. Esta situación no se repetirá probablemente en 2021, dado que la compañía va a acudir a licitaciones de relevancia para espectro 5G en mercados estratégicos como España, Reino Unido o Brasil, que supondrán salida de caja para la teleco.

En la etapa de la presidencia de José María Álvarez-Pallete, iniciada en 2016, la reducción de los gastos por operaciones registrada por Telefónica rondaría el 21% (en aquel año, estos costes superaron los 38.043 millones).

Pago de intereses

Dentro de los distintos apartados referentes a los costes destaca la reducción del 32% interanual de los pagos de intereses registrada durante 2020, hasta situarse en 1.171 millones de euros. Este recorte está motivado, principalmente, en la reducción del conjunto de la deuda y su coste, así como por el impacto positivo de las coberturas del tipo de cambio, según explicó la operadora.

En los últimos cinco años, durante la era Pallete, la reducción rondaría el 45% (en 2016, los pagos de intereses ascendieron a 2.143 millones de euros).

Así, el coste efectivo de los pagos de intereses de los últimos 12 meses, excluyendo efectos positivos en 2020, se sitúa en el 3,07% a diciembre 2020, prácticamente en mínimos históricos de la compañía. Si se excluyen los intereses de arrendamientos, el coste sería del 3,11%. En este caso, la compañía ha impulsado en este periodo de tiempo la refinanciación de deuda aprovechando el actual escenario de tipos de interés bajos.

En términos generales, Telefónica cerró el ejercicio con una deuda financiera neta de 35.228 millones de euros, 2.516 millones menos que a final de 2019., gracias a distintas desinversiones y a la generación de caja, que ascendió a 4.794 millones. Desde 2016, la deuda total de la compañía ha descendido en 17.000 millones.

Telefónica destacó ante los inversores su intención de acelerar el proceso de reducción del endeudamiento. De esta manera, la operadora señaló que con la fusión de O2 y Virgin Media en Reino Unido, las ventas de las torres de Telxius a American Tower, de Costa Rica, y de una participación en la InfraCo de Chile y tras la compra de los activos de Oi, la deuda se reduciría en 9.000 millones adicionales.

Además, los gastos financieros netos bajaron un 14,9% interanual hasta 1.558 millones, de euros, como consecuencia de la reducción de la deuda y su coste, y otros efectos positivos en 2020.

Normas
Entra en El País para participar