Gestión de activos

La firma financiera de David Cameron estudia acogerse al preconcurso de acreedores

Credit Suisse le ha congelado 10.000 millones de dólares en fondos ligados a operaciones crediticias de Greensill

El ex primer ministro británico David Cameron
El ex primer ministro británico David Cameron EFE

La firma financiera británica Greensill Capital analiza solicitar la protección ante insolvencias en Australia -el preconcurso de acreedores en la normativa española-, donde tiene la sede su matriz, para evitar la quiebra después de que Credit Suisse optara por congelar 10.000 millones de dólares en fondos de inversión con exposición a las operaciones crediticias de esta firma.

La firma, que está asesorada por el exprimer ministro británico David Cameron, fue creada en 2011 por el exbanquero de Citi Lex Greensill y se dedica a dar préstamos a corto plazo a las empresas para alargar el tiempo que tienen para abonar sus facturas. Greensil empaqueta a su vez esos anticipos y los coloca en el mercado mediante bonos, que dan a los inversores una elevada rentabilidad, no exenta de riesgo.

Credit Suisse habría optado por suspender fondos por importe de 10.000 millones de dólares con exposición a los bonos de Greensill. Por su parte, la entidad japonesa Softbank habría optado a cierre de 2020 por reducir su exposición de hasta 1.500 millones en Greensill a cero. 

De acuerdo con la información publicada por The Wall Street Journal, la firma habría contratado a la consultora Grant Thornton para que la asesorara ante una posible reestructuración. Al mismo tiempo, la entidad estaría en conversaciones con el private equity Apollo para venderle su negocio operativo por unos 100 millones de dólares.

El modelo de negocio de Greensill Capital ha logrado un rápido crecimiento y la última valoración realizada en octubre se situó cerca de los 7.000 millones de dólares. Estaba previsto que la compañía saliera a Bolsa.

Normas
Entra en El País para participar